¿Cómo ahorrar al contratar una hipoteca?

Existen diferentes consejos a la hora ahorrar en la contratación de tu hipoteca. ©Freepik

Uno de los grandes gastos a los que nos vemos enfrentados los españoles a lo largo de nuestras vidas es, sin duda, el contrato hipotecario. Costes de tasación, notaría, importes elevados, plazos muy largos… Ya es hora que conozcas de qué forma puedes ahorrar al solicitar una hipoteca para tu vivienda.

¿Has encontrado la casa de tus sueños y estás pensando en solicitar una hipoteca para comprarla? Si es así, debes saber que la negociación de este tipo de contrato con la entidad bancaria será una de las operaciones financieras más importantes que puedas realizar a lo largo de tu vida.

Por esta razón, te conviene tener en cuenta ciertos puntos que te ayudarán a tomar la mejor decisión y que te permitirán ahorrar al suscribir tu crédito hipotecario.

Revisemos algunos de ellos:

1. Compara muy bien todas las ofertas

Cada banco ofrece productos diferentes y con condiciones muy distintas, por lo que los gastos y comisiones también cambiarán dependiendo de la entidad en donde quieras solicitar la hipoteca.

Ante esto, y para evitar contratar un crédito para tu vivienda que incluya costes muy elevados, lo mejor será que compares muy bien las ofertas que propone el mercado y que se adaptan a tus necesidades.

Al mismo tiempo, deberás poner atención a no dejarte sorprender por la primera oferta que te parezca atractiva, pues muchas veces una hipoteca puede esconder gastos muy elevados.

Quizás te interese:

10 cosas que debes tener en cuenta al comparar hipotecas

2. No pidas más dinero del necesario

Al momento de solicitar la hipoteca debes tener muy claro que cada euro que solicites conlleva intereses y gastos que deberás afrontar posteriormente.

Por esta razón, es muy importante que antes de firmar el contrato analices muy bien tu situación y sólo solicites la cantidad de dinero mínima necesaria.

Hoy por hoy, los bancos suelen ofrecer hipotecas que cubren un máximo del 80% del valor de tasación de la vivienda, sin embargo, aún existen entidades en donde puedas encontrar ofertas que te propongan cubrir la totalidad del valor de la casa y más.Se trata de las llamadas hipotecas al 100%.

Te aconsejamos que no caigas en esta tentación y sólo te limites a pedir la cantidad necesaria para la compra de la casa.

3. Decídete por el mínimo plazo de amortización

Pese a que un largo periodo de amortización te permitirá pagar cuotas más bajas, es importante que tengas claro que cuanto mayor sea este plazo mayor serán los intereses que acumule tu deuda.

Y, aunque creas que la amortización de la hipoteca te está resultando muy fácil de llevar, al poco tiempo te darás cuenta que el coste final de tu crédito habrá aumentado considerablemente.

Ten en cuenta que tampoco se trata de optar por plazos muy cortos que involucren cuotas tan altas que te impidan pagar a futuro.

4. Intenta rebajar el diferencial y la TAE

Sin duda, y pese a que los consejos anteriores te pueden hacer economizar al momento de contratar tu hipoteca, el diferencial y la TAE son los dos puntos que más influyen en el valor que terminarás pagando por el crédito de tu vivienda.

El diferencial es el porcentaje que se añade al valor de referencia al momento de revisar el tipo de interés de la hipoteca. Generalmente, este corresponde al Euribor hipotecario.

Es importante que sepas que el diferencial es un porcentaje que se puede negociar con la entidad bancaria para así obtener más o menos rentabilidad en tu hipoteca.

Esto quiere decir que mientras más bajo sea el diferencial que logres conseguir, más barato te saldrá tu crédito hipotecario.

A este factor también se le suma la TAE (Tasa Anual Equivalente), la cuál también debiera ser baja si quieres conseguir una buena rentabilidad de tu hipoteca.

5. Intenta ahorrar en gastos de tasación y notaria

La contratación de una hipoteca conlleva muchos gastos que quizás ni conoces. Entre ellos, los gastos de tasación hipotecaria y notaría corresponden a aquellos en donde quizás puedas ahorrar algunos euros.

Generalmente, los bancos sugieren sus propios profesionales, los cuales suelen cobrar honorarios bastante elevados.

En el caso de la tasación de tu futura vivienda, puedes solicitar al banco el listado el listado de peritos con los que trabaja habitualmente y elegir así el que más te acomode.

En cuanto al notario, te aconsejamos que consultes entre varias. Las diferencias que pueden existir entre una y otra pueden ser considerables.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.