6 consejos para ahorrar al contratar tu préstamo bancario

Comparar las ofertas es una de las mejores formas de obtener un ahorro en la contratación de productos financieros. ©Pixabay

¿Estás pensando en contratar un préstamo bancario pero te pierdes en el gran abanico de productos que ofrecen las entidades financieras? Si no realizas una buena elección podrías terminar perdiendo bastante dinero, por esto, deberás tener claros estos consejos que te ayudarán a economizar al momento de la suscripción.

Cada año, en España se comercializan miles de préstamos bancarios que suponen varios miles de millones de euros en concesiones a los más variados tipos de clientes.

Y claro está, las entidades financieras no han dudado en ampliar su abanico de productos ofreciendo cada día ofertas más atractivas y tentadoras.

Sin embargo, no todos los préstamos que se publicitan se adaptan a las necesidades de todos los clientes. Aún más, en muchas ocasiones los contratos esconden costes que no tenias contemplados y terminas pagando más de lo que pensabas por tu préstamo bancario.

Por esto, al momento de solicitar financiación deberás fijarte en todos los aspectos que podrían influir en el precio final de tu préstamo.

Aquí te dejamos los principales consejos.

1. No te fíes de los préstamos al 0%

Aunque es difícil encontrar actualmente este tipo de productos dentro del mercado financiero, lo cierto es que aún existen ciertos bancos que proponen préstamos al 0% a sus clientes.

En este sentido, te aconsejamos no apresurarte y leer muy bien las condiciones del contrato, pues este tipo de ofertas suele esconder otro tipo de tasas y gastos que sólo terminarán por elevar el precio final de tu préstamo.

2. Cuida el tipo de interés

Cuando hablamos de poner cuidado a los préstamos que ofrecen un interés al 0% nos referimos a las tasas y gastos asociados que éstos pueden arrastrar.

Sin embargo, cuando buscas financiación una de las primeras cosas que debes negociar con el banco es el interés. En este sentido, cuando más bajo sea este índice, menos deberás pagar por el dinero prestado.

Según los datos del Banco de España, el interés medio de los préstamos concedidos durante el 2017 se situó en torno al un 8,52 %, por lo que no deberías firmar un préstamo que presente un valor mucho mayor.

No olvides que unas cuantas décimas de diferencia en el tipo de interés de tu préstamo puede significar mucho dinero a reembolsar.

 3. Limita las vinculaciones

Como ya lo sabes, las vinculaciones pueden ser diferentes productos bancarios que el banco intentará asociar a tu préstamo al momento de su contratación.

Es importante que recuerdes que, en algunos casos, las vinculaciones pueden resultar prácticas y ventajosas. Sin embargo, si tu entidad financiera intenta vincularte muchos productos con condiciones excesivas, podrías terminar perdiendo bastante dinero.

Entonces, si lo que quieres es conseguir el mejor préstamo sin pagar de más, te aconsejamos que aceptes sólo aquellas vinculaciones que no suponen un coste extra y aquellas que te parezcan razonables.

Entre las vinculaciones que suelen ser interesantes encontramos, por ejemplo, la domiciliación de la nómina.

Por el contrario, una vinculación poco interesante es la obligación de contratar una tarjeta de crédito que conlleva una cuota de mantenimiento anual.

4. Contrata sólo un seguro

Muchas entidades bancarias exigen la contratación de un seguro como condición para otorgar une préstamo financiero. Y si bien, esta práctica no es obligatoria, el banco podría rechazar tu solicitud por esta causa.

Ante esto, lo único que debes tener en cuenta es que no debes aceptar la contratación de más de un seguro, pues ésto sólo generará que el precio final de tu préstamo aumente.

Al mismo tiempo, deberás revisar detalladamente las condiciones del contrato y no aceptar un seguro que presente una prima demasiado elevada independiente del tipo de préstamo que quieras obtener.

5. Negocia las comisiones

Aunque gran parte de los productos bancarios conlleva comisiones, ya sea de apertura, de mantenimiento u  otras, la verdad es que este es un punto que se puede negociar fácilmente con las entidades bancarias.

No olvides que estos costes pueden encarecer considerablemente tu préstamo, por lo que intentar eliminarlos puede significar un verdadero ahorro al momento de solicitar tu préstamo.

En este sentido, es importante que busques productos que no apliquen este tipo de gastos. Sin embargo, si éste no es el caso, siempre podrás negociar con el banco para que los rebaje o, mejor aún, los suprima.

6. Compara todas las ofertas

Aunque creas que has encontrado el mejor préstamo del mercado y que éste te propone las mejores condiciones, no debes quedarte con la primera opción que se presenta.

Actualmente, los bancos ofrecen una oferta bastante amplia de préstamos y en muchas ocasiones las diferencias en el precio final son considerables.

Ante esto, no dudes en comparar muy bien todas las posibilidades y elegir aquella que más se adapta a tus necesidades sin pagar de más.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.