5 consejos para ahorrar al contratar un seguro de salud

Revisar las condiciones del contrato es uno de los puntos más importantes al ahorrar en el seguro de salud. ©Freepik

Si estás pensando en contratar un seguro de salud pero no sabes cómo escoger el más adecuado a tus necesidades sin pagar de más, ¡no te agobies! En esta guía preparada por KillMyBill encontrarás cinco consejos que te ayudarán a economizar al momento de decidirte por una póliza.

Existen muchas razones para contratar un seguro de salud. En efecto, contar con una cobertura médica privada para ti y tu familia puede representar un gran alivio económico en caso de tener que enfrentar un problema de este tipo o en caso de necesitar un tratamiento específico.

En este sentido, contratar una póliza que se ajuste a las necesidades de tu grupo familiar puede resultar una tarea bastante ardua, sobre todo cuando quieres contar con las mejores garantías sin pagar de más.

Hoy por hoy, las compañías proponen una amplia variedad de seguros, los que van desde los más básicos a los más completos.

Sin embargo, para un mismo tipo de cobertura, los precios pueden variar significativamente.

Ante eso, es importante poder comparar muy bien todas las pólizas disponibles y seguir algunos consejos para ahorrar al momento de la elección.

Revisemos algunos de los más importantes:

1. Contrata a comienzos de año

Si quieres contratar el mejor seguro médico para tu familia o si ya cuentas con uno pero quieres cambiar de compañía, te aconsejamos que te fijes muy bien en la época del año en la que te encuentras.

Una buena parte de las compañías ofrece importantes promociones a comienzos de año, por lo que esperar unos meses más antes de decidirte por una póliza u otra te podría hacer ahorrar unos cuantos euros.

2. Compara y vuelve a comparar

Dado a la gran cantidad de aseguradoras que existen actualmente dentro del mercado español y al amplio abanico de ofertas que proponen, es importante que antes de escoger entre una u otra póliza compares muy bien cada contrato.

Lo primero será comparar entre las diferentes compañías y analizar cuál que es la mejor se adapta a tus necesidades y la que te ofrece mayor seguridad y confianza.

Luego, te aconsejamos que compares entre todas las ofertas que proponen las aseguradoras que has escogido. No olvides que el precio no es lo único que debes tener en cuenta.

Para poder hacer una buena elección es necesario que conozcas tus necesidades y las de tu grupo familiar, así como el presupuesto que tienes destinado a invertir en un seguro de salud.

Para comparar, existen diferentes maneras de hacerlo. Una de ellas es recurrir al comparador que te propone KillMyBill, el cuál te da acceso a las mejoras ofertas de una manera rápida y simple.

3. Fíjate en las características y condiciones del contrato

Un punto muy importante a la hora de economizar en tu seguro de salud es analizar detalladamente las diferentes coberturas de los seguros que has seleccionado anteriormente.

No olvides que aunque dos pólizas parezcan similares, el contrato puede incluir servicios muy distintos.

Ante esto, te entregamos algunos de los puntos que pueden marcar una diferencia significativa de precio dentro de los contratos de tu seguro de salud.

Mano y salud
Una de las formas de ahorrar al contratar un seguro de salud es optar por un pago anual. ©Pixabay

Formas de pago

Algunas aseguradoras ofrecen diferentes formas de pago al momento de contratar un póliza.

En este caso, y para lograr un ahorro de hasta un 10% al año en el coste del seguro, te aconsejamos que optes por un pago anual.

Los pagos mensuales generalmente conllevan un aumento en el coste total del seguro, por lo que si puedes realizar el pago de forma anual, ésta podría ser una buena forma de economizar.

Cuadro médico

Cada compañía trabaja con sus propios cuadros médicos, por lo que es importante revisar la lista de profesionales y analizar si hay alguno de tu confianza.

Recuerda que escoger una póliza de cuadro médico puede disminuir considerablemente el coste de tu seguro.

Por el contrario, suscribir una cobertura de reembolso de gastos, en donde puedes elegir libremente el médico al que deseas acudir, aumentará automáticamente el valor de éste.

Copago

El copago es otra buena forma de ahorrar en tu seguro médico. Éste consiste en que cada vez que acudas a una consulta o que necesites un tratamiento, tu pagues una pequeña participación por ello.

Generalmente, las tasas por copago se encuentran entre los tres y diez euros, sin embargo, el precio de la póliza es bastante más económico que una cobertura que no cuente con esta opción.

El copago es una alternativa recomendada para aquellas personas que no van al médico de forma habitual ni que necesitan un tratamiento permanente.

Periodo de carencia

Presta atención a los periodos de carencia, pues si tu póliza cuenta con periodos muy largo no podrás hacer uso de las coberturas hasta que éste termine y, por ende, deberás asumir todos los costes médicos que se presenten.

Coberturas especiales

Si algún integrante de tu familia necesita un tipo de cobertura especial, es bueno que sepas que algunas aseguradoras ofrecen el tipo de servicio y las garantías que necesitas.

Seguro dental, seguro óptico, prótesis auditivas… el abanico de posibilidades es amplio.

4. Contrata un seguro de salud familiar

Si tienes pensado suscribir un seguro médico para cada integrante de tu familia, la mejor alternativa para ahorrar será optar por una cobertura familiar.

La mayor parte de las compañías cuenta con esta clase de ofertas y a precios bastante más interesantes que el de las coberturas individuales.

Las coberturas familiares suelen incluir cuadros médicos con los especialistas más solicitados, como por ejemplo: pediatras, ginecólogos y médicos de urgencia.

5. Agrupa tus seguros

Muchas de las grandes aseguradoras del país no sólo proponen pólizas médicas, sino también cobertura de coches, de vida o de hogar.

Ante esto, y si ya dispones de un seguro con alguna compañía, te recomendamos ponerte en contacto con ellos y evaluar los posibles beneficios de establecer una vinculación con ellos.

Generalmente, si cuentas con dos o más productos de una misma aseguradora, los precios de cada póliza serán más bajos.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.