¿Cómo elegir un sistema de aire acondicionado para el hogar?

Es importante realizar una buena elección del sistema de aire acondicionado. ©pujolclima.com

El aire acondicionado se presenta como una de las mejores alternativas al momento de refrescar nuestra vivienda, sin embargo, antes de contar con uno de estos sistemas al interior de tu casa, deberás informarte muy bien de cómo funcionan y de qué forma elegir uno que se adapte a tus necesidades.

Actualmente, sólo el 13% de los hogares españoles cuenta con un sistema de aire acondicionado instalado al interior de sus hogares.

Sin embargo, se estima que en los próximos años la compra de este tipo de equipos se disparará a un nivel bastante elevado.

Así, zonas como Andalucía, Cataluña y Valencia son las regiones que acumulan la mayor demanda de este tipo de aparatos.

Si aún no tienes claro cómo funcionan, en esta guía aprenderás a elegir el tipo de aire acondicionado que mejor se adapte a las características de tu hogar.

¿Cómo funciona un sistema de aire acondicionado?

El funcionamiento de un sistema de aire acondicionado es bastante simple. Para que te hagas una idea, este tipo de artefactos permite procesar el aire ambiente de una determinada habitación para luego enfriarlo y enviarlo de vuelta limpio y puro mediante la circulación del aire.

Todos los equipos de aire acondicionado funcionan mediante un líquido refrigerante, el cual absorbe el calor de la habitación para luego evaporarlo y que recorra el circuito de refrigeración hasta llegar a la unidad exterior desde donde se eliminará el calor absorbido al condensarse después de su compresión.

¿Qué tipos de aire acondicionado existen?

Si hablamos de uso doméstico podemos diferenciar tres tipos de sistemas de aire acondicionado:

Aire acondicionado de ventana

Aire acondicionado de ventana
Aire acondicionado de ventana. Foto: www.aireacondicionadonet.com

La principal característica de este tipo de sistemas de aire acondicionado es que pueden adaptarse a cualquier tipo de ventana, permitiendo una instalación en casi cualquier tipo de vivienda.

Otra de las características del aire acondicionado de ventana es que sólo puede enfriar el aire de la habitación en el que se encuentra instalado.

Se trata de un sistema que incluye todos los componentes necesarios en una sola caja, por lo que no cuenta con una unidad exterior.

Es importante que sepas que tienen un tamaño bastante importante, pudiendo incluso cubrir toda tu ventana.

Además, se les reconoce por el ruido que generan y por el agua que pueden despedir hacia fuera de los lugares que refrigeran.

Una de sus grandes ventajas es que aseguran la ventilación del lugar en donde se encuentran instalados, ya que envían aire fresco al interior y renuevan el aire viciado.

Normalmente, este tipo de sistemas son indicados para aquellos lugares en donde no se permite la colocación de unidades condensadoras en fachadas.

Su capacidad de refrigeración oscila entre 1.500 y 5.000 frigorías/hora y su precio puede ir de los 300 a los 1.000 euros.

Aire acondicionado portátil

Aire acondicionado portátil.
Aire acondicionado portátil. Foto: www.electroviento.com

Este tipo de sistemas de aire acondicionado tampoco disponen de unidad exterior, por lo que suponen un importante nivel de ruido mientras se encuentra en funcionamiento.

Se trata de un aparato compacto y ligero que extrae el calor expulsándolo hacia el exterior mediante un tubo flexible conectado al sistema e instalado en el cerco de una ventana.

El aire acondicionado portátil es ideal para refrescar hogares pequeños o casas de veraneo, pues no suelen climatizar más de 15 a 20 metros cuadrados.

Una de sus mayores ventajas es que no necesita ser instalado por un profesional y puede moverse de una habitación a otra dependiendo de las necesidades, sin embargo, es bastante ruidoso y enfría menos que un split portátil.

Su capacidad de refrigeración varia entre las 1.500 y 3.000 frigorías/hora y su precio puede ir desde los 300 a los 600 euros.

Aire acondicionado de tipo Split

Aire acondicionado Split con unidad exterior.
Aire acondicionado Split con unidad exterior. Foto: www.aireacondicionadonet.com

Este tipo de sistemas son los más recientes y, generalmente, no requieren de ninguna modificación importante de tu vivienda.

Se componen de dos partes: una interior y otra exterior. La interior está formada por el evaporador, ventilador, filtro de aire y sistema de control y la unidad exterior está compuesta del compresor y condensador.

Actualmente, existen dos tipos de aire acondicionado split:

  • Multi Split: en donde la misma unidad interior puede alimentar de 2 hasta 5 unidades exteriores. Ideal para climatizar viviendas de más de 100 metros cuadrados. Permite regular la refrigeración de las habitaciones de manera independiente. Su instalación debe ser realizada por un profesional. Su capacidad de refrigeración varía entre los 1.700 y 5.000 frigorías/hora y su precio va desde los 500 a los 1.800 euros para un sistema de dos unidades y desde los 1.500 a los 3.000 euros para uno de 3 unidades.
  • Split partido: Está compuesto sólo de una unidad interior y otra exterior. Su gran ventaja es que están equipados con filtros purificadores de aire, deodorizantes, sistema de prevención de humedad y otras características que permiten mejorar sustancialmente la calidad del aire. Dependiendo del modelo, son bastante eficientes en materia de eficiencia energética. Su capacidad de refrigeración se encuentra entre las 1.000 y 8.000 frigorías/hora y su precio oscila entre los 200 y 3.000 euros.

¿Actualmente, qué tipo de tecnología utilizan los sistemas de aire acondicionado?

Hoy por hoy, los sistemas de aire acondicionado pueden funcionar con dos tipos de tecnologías:

  • Convencional: en este caso, el compresor empieza a trabajar al 100% para alcanzar la temperatura seleccionada. Una vez que ésta es alcanzada, el sistema la mantiene mediante el continuo encendido y apagado, lo que genera excesos en el consumo de electricidad y picos de calor o frío.
  • Inverter: con este tipo de tecnologia, el compresor trabaja a su mayor capacidad desde el comienzo de modo que la temperatura fijada se alcance más rápidamente. De esta forma, la temperatura se mantendrá siempre estable logrando un consumo más eficiente y permitiéndote ahorrar en tu factura de luz.

¿Cómo se mide la capacidad de refrigeración de un aire acondicionado?

La capacidad de un sistema de aire acondicionado se mide en BTU (British Thermal Units), que se refiere a la cantidad de calor que emite un fósforo, pero que en este tipo de aparatos tiene relación con la capacidad de extraer el calor del aire en un periodo de tiempo de una hora.

Si hablamos de un sistema de aire acondicionado doméstico los podrás encontrar de 9.000, 12.000, 18.000 y 24.000 BTU.

¿Cómo elegir un sistema de aire acondicionado que se adapte tus necesidades?

Lo más importante a la hora de escoger un sistema de aire acondicionado para tu hogar es que respondas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuánto espacio quieres refrigerar?
  • ¿Qué tipo de tecnologia quieres utilizar?
  • ¿Te importa que el aparato sea ruidoso?
  • ¿Quieres reducir al máximo el gasto energético?
  • ¿Cuál es tu presupuesto?

Así, lo primero que debes hacer es conocer la superficie que deseas climatizar y qué tipo de potencia necesitaras.

¡Importante! Los instaladores aconsejan que para un metro cuadrado es necesaria una potencia de 100 frigorías/hora.

Por ejemplo, si necesitas climatizar un salón de 10 m2 deberás optar por un sistema de al menos 1.000 frigorías/hora.

Por el contrario, si tu estancia tiene 40 m2, deberás elegir un aparato de mínimo 4.000 frigorías/hora.

Sin embargo, la superficie de la habitación no es el único factor a tener en cuenta. Es importante que sepas que tanto la orientación de la casa o un mal aislamiento térmico pueden afectar considerablemente al rendimiento del sistema que hayas escogido.

Una vez que hayas calculado la potencia necesaria para tu vivienda, deberás escoger el tipo de sistema que te acomoda dependiendo de tus necesidades.

Recuerda que también es muy importante que te fijes en la etiqueta energética de los equipos. Un sistema de aire acondicionado con una clase tipo A será mucho menos eficiente que uno etiquetado con clase A+++.

No te apresures en la compra

Aunque creas que ya tienes todo perfectamente claro, siempre es importante que consultes con los instaladores y profesionales del sector. Ante cualquier duda, ellos podrán orientarte y buscar la mejor solución.

El mejor consejo antes de tomar cualquier tipo de decisión es planificar bien qué tipo de vivienda o habitación se pretende refrigerar y ante eso comparar precios, modelos y marcas.

¡Consejo práctico! Lo ideal es que el sistema de aire acondicionado que elijas sea capaz de bajar en 10 grados la temperatura máxima del lugar donde vives o de donde se instalará el equipo.

Por ejemplo, si vives en Andalucía, donde las temperaturas pueden alcanzar fácilmente los 40°, debes asegurarte que el sistema de aire acondicionado pueda bajar la temperatura de la habitación a 25°. Entonces, si quieres climatizar una estancia de 20 m2, necesitaras un equipo con una potencia de 2.000 frigorías/hora.

Quizás te interese: ¿Cuánto sube el recibo de la luz con el uso del aire acondicionado?

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.