Ampliación de la hipoteca: ¿cómo solicitarla?

La ampliación de la hipoteca se conoce también como novación del préstamo hipotecario. ©Pixabay

Si ya has contratado una hipoteca para la compra de tu vivienda pero estás pasando por un periodo económico difícil o tienes nuevos proyectos para tu hogar, puedes recurrir a una posibilidad de financiación llamada ampliación de hipoteca. Revisa esta guía y averigua cuáles son sus ventajas y cómo se solicita.

Hoy por hoy, los españoles cuentan con distintas alternativas para acceder a la casa propia. Una de ellas, y la más conocida, es mediante la contratación de un crédito hipotecario.

Este tipo de préstamo ha permitido que miles de personas sean propietarias de las casas en las que residen sin necesidad de haber ahorrado la totalidad del valor de la vivienda.

Por lo general, las hipotecas son préstamos que se contratan a largos periodos de reembolso. En efecto, la duración media de este tipo de créditos en España se encuentra entre los 15 y 22 años.

Este hecho da como resultado que, en muchas ocasiones, los tomadores del seguro sufran cambios importantes en sus vidas durante el periodo de reembolso que los obligan a modificar las condiciones del préstamo.

Una situación económica difícil, la falta de trabajo, un aumento de sueldo, la necesidad de agrandar la vivienda… son muchas las razones por las cuales la hipoteca puede ser revisada.

A este proceso se le suele llamar ampliación de la hipoteca y consiste en en solicitar más dinero mediante el mismo contrato o mejorar las condiciones de reembolso existentes.

¿Qué es la ampliación de la hipoteca?

La ampliación de la hipoteca, también conocida como novación, es un acuerdo que se realiza entre la entidad bancaria y el cliente en donde se modifican las actuales condiciones del contrato de hipoteca.

En la totalidad de los casos, es el propio cliente quién solicita la ampliación de la hipoteca ya sea para incrementar la cantidad que dinero que solicitó en un principio o para prolongar el plazo de amortización.

¿De qué forma se puede ampliar la hipoteca?

Existen dos formas de ampliar la hipoteca. Ellas son:

  1. Ampliación del plazo de la hipoteca: en este caso se alargará la duración del rembolso del préstamo para que el monto de la prima mensual sea inferior.
  2. Ampliación del capital de la hipoteca: en este caso se aumentará el monto prestado en un inicio para que el cliente pueda hacer frente a sus nuevas necesidades.

Es importante que sepas que hay casos en los que se puede solicitar tanto la ampliación del plazo como del capital de la hipoteca.

¿Cuáles son los requisitos necesarios para realizar la ampliación de la hipoteca?

Si estás pensando en solicitar la ampliación de tu hipoteca debes recordar que tu petición será objeto de un importante estudio por parte de la entidad bancaria.

Entre los elementos que se analizarán se encuentran:

  • Capacidad de pago del cliente.
  • Nivel de endeudamiento.
  • Situación laboral.
  • Historial de pagos.
  • Aval.

Recuerda que si deseas una ampliación del plazo de la hipoteca, el banco pondrá especial cuidado en que éste no supere los 40 años.

¿Qué gastos conlleva una ampliación de la hipoteca?

©Pixabay

Aunque dependerá de los cambios que deban hacerse en el contrato, una novación o ampliación de la hipoteca conlleva varios gastos que son importantes de tener en cuenta.

Entre los gastos más importantes se encuentran:

Comisión por novación

Corresponde a los gastos administrativos y de gestión que se derivan de la operación. Normalmente, pueden llegar a ser de hasta el 1% del importe que resta por reembolsar.

Gastos de tramitación

Los gastos de tramitación se dividen en:

  • Gastos de la gestoría: Suelen rondar los 150 euros.
  • Gastos de tasación: En el caso de existir este tipo de gastos, éstos no superan los 300 euros.
  • Gastos de notario: Los gastos de notario significan entre un 0,2% y un 0,5% del capital que queda por reembolsar.
  • Gastos del Registro de la Propiedad: Generalmente representan la mitad de los gastos de notaria.

Pago del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD)

Este tipo de gasto sólo se cancela  cuando la ampliación de la hipoteca incluye un aumento del capital.

Por regla general, suele ser de un 0,5% del importe que se está aumentando. Sin embargo, éste puede variar dependiendo de la Comunidad Autónoma en donde se haya contratado la hipoteca.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de una ampliación de la hipoteca?

Sin duda, solicitar la ampliación de capital de tu actual hipoteca es una alternativa más económica que solicitar una nueva. A su vez, esta opción será más barata que pedir un préstamo de otro tipo.

Al mismo tiempo, modificar las condiciones del contrato evitará todas las molestias y trámites que tendrías que afrontar si tuvieras que contratar un nuevo producto bancario desde cero.

La principal desventaja que suelen presentar las ampliaciones de hipotecas radica que que los intereses de ésta aumentarán o incluso el propio coste del préstamo.

Para evitar cualquier sorpresa, te aconsejamos que siempre compares todas las posibilidades y analices cada propuesta basándote en tus propias necesidades.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. X