5 aspectos importantes al solicitar un préstamo bancario

Las comisiones encarecen bastante los préstamos, por lo tanto es importante que te fijes en ellas antes de firmar el contrato. ©iStock

Sin importar el motivo por el cuál quieras solicitar un préstamo, la verdad es que las entidades bancarias son bastante exigentes a la hora de otorgar un financiamiento. Para acceder a este tipo de producto es importante cumplir con una serie de requisitos. Revisemos en esta guía cuáles son.

Renovar la cocina, comprarse un nuevo coche, partir de vacaciones al extranjero o financiar los estudios universitarios del mayor de tus hijos… Hoy por hoy, los motivos para solicitar un préstamo bancario son infinitos.

Sin embargo, debido a la actual situación económica del país y los altos índices de endeudamiento que enfrentan los hogares españoles, las condiciones que exigen las entidades financieras para aprobar un préstamo son cada vez más exigentes.

Para poder optar a una financiación que se adapte a tus necesidades es necesario conocer ciertos aspectos sobre los préstamos bancarios.

A continuación, KillMyBill te entrega los cinco puntos que no debes olvidar a la hora de solicitar un dinero extra al banco.

1. Determina tu situación financiera actual

Antes de pedir un préstamo bancario, lo primero que debes tener en cuenta es tu situación financiera actual.

Conocer tus reales necesidades de financiación, tus gastos mensuales y tus entradas te permitirán obtener un escenario económico claro y realista.

Es importante que analices tu estabilidad laboral, tu solvencia, tu capacidad de endeudamiento y los posibles imprevistos que puedan surgir durante el periodo de devolución del préstamo.

También debes calcular de manera muy objetiva el monto que deseas solicitar al banco, pues pedir una financiación mayor a la que realmente necesitas sólo incrementará el valor de las cuotas.

Por último, debes tener la seguridad que serás capaz de pagar la cuantía acordada. No olvides que en caso de impago tendrás que cancelar altos intereses.

2. Compara las ofertas del mercado

Al solicitar un préstamo bancario, uno de los aspectos más importantes es comparar las distintas ofertas que propone el mercado financiero.

No olvides las diferencias entre préstamos y créditos, pues a la hora de revisar la rentabilidad te puedes llevas sorpresas.

Lo primero es buscar entre las diferentes entidades una que te otorgué confianza y seguridad.

Para eso, deberás comparar qué ofrece cada banco, cuáles son las ventajas de cada uno y las características de cada producto.

Si necesitas ayuda, en KillMyBill hemos desarrollado un completo comparador con todas las ofertas de préstamos que proponen las diferentes entidades bancarias en España.

Accede a él y encuentra de manera rápida, segura y gratuita la que más te convenga.

3. Decide entre interés fijo o variable

Otro punto que no puedes dejar pasar es el tipo de interés que ofrece la oferta de préstamo que quieres suscribir.

Escoger entre un préstamo con un tipo de interés fijo no es lo mismo que decidirse por una financiación a interés variable.

Recuerda que si optas por un préstamo con un tipo de interés fijo siempre pagarás la misma cantidad.

Por el contrario, con un préstamo con interés variable deberás cancelar la cuota en función de las variaciones del indicador.

4. Presta atención a las cuantías

La cuantía es la cantidad de dinero que deberás pagar mensualmente para reembolsar el préstamo solicitado.

Es importante que sepas que el valor de la cuantía dependerá de ciertos aspectos como la duración del préstamo o el tipo de interés.

Recuerda que una cuantía baja no siempre es sinónimo de pagar menos. Generalmente, en este tipo de casos los intereses son altos y el cliente termina pagando más de lo pensado.

5. No olvides las comisiones

Muchas entidades financieras ofrecen grandes promociones y beneficios al momento de contratar un préstamo bancario.

Sin embargo, un préstamo sin interés, regalos de bienvenida o cuotas gratis conlleva, generalmente, altos pagos por comisiones.

Entre las comisiones más frecuentes se encuentran las comisiones por apertura o por cancelación anticipada de la deuda.

Las comisiones encarecen bastante los préstamos, por lo tanto es importante que te fijes en ellas antes de firmar el contrato.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.