¿Cómo calcular el contenido de tu vivienda al contratar un Seguro Hogar?

Realizar un inventario y adjudicar un precio a cada uno de los elementos es un proceso crucial al calcular el contenido de tu vivienda. ©Pixabay

Al contratar un Seguro Hogar muchas personas no saben cómo valorar sus pertenencias y entran en pánico cuando la compañía les solicita el valor del contenido de la vivienda. Para evitar cualquier tipo de sorpresa, en KillMyBill te mostramos cómo calcular el valor de tus bienes de una forma sencilla y segura.

Cuando suscribes un Seguro Hogar la cobertura puede asumir los daños que pueden sufrir tanto el continente como el contenido de la vivienda.

Hoy nos centraremos específicamente en el contenido, es decir, todos aquellos bienes que se encuentran en el interior de tu casa, pasando desde los muebles hasta los alimentos que conservar en la nevera.

Recuerda que el contenido está formado por todos aquellos enseres que pertenecen al asegurado o a las personas que habitan tu vivienda de manera habitual.

Para clasificar los diferentes elementos que conforman el contenido de una manera más simple, se pueden citar tres grandes categorías:

  1. Mobiliario
  2. Enseres
  3. Objetos de valor y joyas

Revisemos en detalle cada categoría.

1.  Mobiliario

El mobiliario está compuesto por todos los muebles y electrodomésticos de la vivienda. Entre ellos podemos encontrar:

  • Mesas, sillas, sillones, camas, mesas de noche, estantes, bibliotecas, cómodas, armarios, muebles de cocina, muebles de baño, escritorios, cunas, refrigeradores, lavadoras, lavavajillas, microondas, computadoras, impresoras, batidoras, aspiradoras, secadoras, televisores, equipos de sonido, etc.

No olvides que sólo se incluirán aquellos elementos que se encuentren en el interior de la vivienda o en espacios a los que sólo tiene acceso el propietario y los habitantes de la misma.

2. Enseres

Los enseres están compuestos por todos aquellos elementos que se encuentran al interior de tu hogar y que no corresponden a la categoría mobiliario o joyas. Entre ellos encontramos:

  • Lámparas, cortinas, cuadros, sábanas, edredones, plumones, almohadas, tapices, espejos, cubiertos, vasos, copas, utensilios de cocina, basureros, artículos de decoración, ropa, artículos de uso personal, alimentos, etc.

3.  Joyas y objetos de valor

Esta categoría está compuesta por todos aquellos objetos que poseen un valor elevado o especial, como por ejemplo:

  • Obras de arte, joyas, cuadros famosos, monedas de oro o plata, antigüedades, colecciones filatélicas, colecciones numismáticas, abrigos de pieles, etc.

Es importante que sepas que cada compañía de seguros fijará sus propias condiciones respecto a la clasificación de los objetos de valor.

Existen algunas aseguradoras que podrán proteger objetos como armas de fuego, instrumentos musicales, marfiles y cueros et incluso patinetas y bicicletas de precio elevado.

Todas las joyas y objetos de valor especial deberán ser declarados a la aseguradora, de lo contrario, ésta podría no responder en caso de siniestro.

Para que un objeto sea considerado como de valor especial, las compañías suelen fijar una cuantía que ronda entre los 2.000 y 2.500 euros.

Calcula el valor del contenido

Hacer lista
©Pixabay

Para poder calcular el contenido de tu vivienda de forma segura y sencilla es necesario que sigas una serie de etapas que te explicamos a continuación.

1. Enumera tus bienes

La forma más simple de poder realizar un inventario completo de tus bienes es enumerar los elementos por habitación (sala, dormitorios, cocina, sala de baño, comedor, etc.).

De esta forma no olvidarás nada y tendrás todo bien organizado. Al mismo tiempo, te aconsejamos que anotes la categoría a la que pertenece cada elemento.

2. Otorga un valor a cada uno de tus bienes

Aunque te parezca un trabajo largo y difícil de realizar, este punto será decisivo a la hora de calcular el contenido de tu vivienda para contratar cualquiera de los tipos de Seguro Hogar.

Lo primero que debes hacer es separar cada uno de los elementos por categoría. Este ejercicio te facilitará los cálculos al final del proceso.

Luego, te aconsejamos que otorgues una precio a cada uno de los elementos que has enumerado en tu inventario según su valor de reposición.

El valor de reposición corresponde al precio que deberías pagar si tuvieses que comprar ese objeto en el mercado.

Si no conoces los precios puedes acudir a Internet para hacerte una idea.

3. Realiza la suma de los tres capitales

Una vez que has obtenido los valores de cada uno de tus objetos y que éstos se encuentran clasificados por categorías, sólo deberás efectuar la suma de los tres capitales. Es decir:

Contenido = Total Mobiliario + Total Enseres + Total Objetos de valor y joyas

4. Aplica el porcentaje de cobertura para joyas y objetos especiales

Joyas
©Pixabay

Las joyas y otros objetos de valor suelen tener un tratamiento especial dentro de las pólizas de seguros y pueden quedar asegurados hasta un cierto límite.

En la mayor parte de los casos, este límite lo fijan las propias compañías y corresponde a un porcentaje específico del total del contenido.

Hoy por hoy, este  porcentaje oscila entre el 10 y el 25%.

Esto quiere decir, por ejemplo, que la cobertura automática de objetos de valor y joyas corresponderá sólo al 20% del total que hayas calculado en la etapa 3.

5. Realiza una ampliación de tu seguro

Esta etapa es muy importante, ya que si el capital de tus objetos de valor y joyas excede el 20% del Contenido deberás realizar una ampliación por la cantidad que reste por cubrir.

6. No te olvides de la declaración de tus objetos de valor

En este punto deberás declarar a tu aseguradora todos aquellos objetos de valor o joyas cuyo valor unitario supere los 2.000 euros, sin importar si excede o no del 20% del contenido que deseas asegurar.

Al mismo tiempo, deberás demostrar la propiedad de estos objetos y su preexistencia presentando las factura correspondientes, certificados de herencia, declaraciones juradas o fotografías.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.