No dejes que el calor se escape y comienza el invierno bien preparado

El control del gasto energético durante los meses de invierno es indispensable para equilibrar nuestro presupuesto. ©Pixabay

Con la llegada del invierno llegan también las grandes facturas de luz, el aumento en el consumo de electricidad y el sufrimiento de los bolsillos. Para estar bien preparado y que el frío no te pille desprevenido, KillMyBill te invita a descubrir pequeños gestos que te pueden ayudar a no pagar de más esta temporada.

Si bien en España el invierno no nos afecta de la misma manera que en otros países de Europa, el hecho es que, a partir de octubre, los termómetros descienden sus temperaturas de forma considerable. Ante esto, la necesidad de calentar nuestro hogar es inminente. Sin embargo, según un informe del Instituto de Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) la calefacción representa un 46% del consumo energético de las viviendas españolas.

¿Qué hacer entonces para aliviar el consumo eléctrico y nuestro bolsillo durante los meses de invierno?… Ante las constantes subidas del precio de la luz y un sistema eléctrico confuso y en espera de nuevas modificaciones, la única solución para poder reducir la factura de electricidad es tomar las medidas preventivas necesarias para esperar el frío en las mejores condiciones de eficiencia energética.

Ahorrar en calefacción

Tal como se los acabo de explicar, el 46% del gasto energético de una familia en España se va en calefacción, lo que quiere decir que un hogar con un gasto medio de 1 600 euros anuales se traduce en un consumo de 3 300 kilowatios /hora por año, de los cuáles, 368 euros corresponderán a este ítem.

Por esta razón, el primer punto a revisar a la hora de preparar tu vivienda para la llegada del invierno será la calefacción.

No dejes que el calor se escape (ni que el frío se cuele)

Debes saber que, sin importar el sistema de calefacción que uses para calentar tu casa, el aislamiento térmico instalado es primordial a la hora de ahorrar energía. En este sentido la premisa es: el calor no debe salir y el frío no debe entrar, de esta manera no necesitamos reponer la energía perdida.

Para esto, debes plantearte la pregunta de si tu vivienda necesita una rehabilitación energética. Si es así, te aconsejo que actúes siguiendo su pauta de prioridades: ventilación controlada, buen aislamiento térmico, altos niveles de estanqueidad.

Consejos prácticos que no debes olvidar

Esta es una lista de algunas cosas que puedes hacer antes de la llegada del invierno:

  • Revisa puertas y ventanas o cualquier otro sitio de tu hogar por donde se pueda estar produciendo un escape de calor y busca la solución que más se adapte a tus necesidades y presupuesto.
  • Revisa las baterías de tu termostato antes que llegue el invierno.
  • Cambia las baterías de tus detectores de humo. Si aún no cuentas con ellos, te aconsejo que instales algunos al interior de tu hogar, pues en invierno los riesgos de emisiones tóxicas, incendios y otros son más altas que en época de verano.
  • Haz revisar las instalaciones eléctricas antes del invierno.
  • Inspecciona la chimenea y asegúrate que su compuerta cierre correctamente; Además, realiza su limpieza antes de comenzar su uso.
  • No olvides revisar las canaletas y bocas de desagüe, pues si éstas se encuentran sucias o llenas de hojas podrían ocasionar reflujos de agua.
  • Si bien en verano te podías dar el lujo de secar tu ropa a pleno sol, en invierno quizás deberás recurrir a la secadora. Revisa y limpia su sistema de ventilación y reemplaza la manguera de escape si fuera necesario.
  • Frente a los peligros que revisten las emisiones de monóxido de carbono (CO) y que se elevan considerablemente durante los meses de invierno, puedes pensar en la idea de instalar un detector de CO. Su costo es bajo y su instalación es muy sencilla.
  • Para controlar la energía que gastas en los meses de frío, te aconsejo que compres un medidor de consumo eléctrico. Son aparatos pequeños que se instalan al interior de tu vivienda y que te muestran en tiempo real la electricidad que estás gastando.
  • Si bien el interior de tu casa es primordial durante el invierno, no debes olvidarte del exterior. Para esto, asegúrate de cerrar correctamente las llaves de agua, de guardar las mangueras y poner tapones a prueba de congelamiento donde fuera necesario.
  • No cubras los radiadores ni los utilices como secadora de ropa, esta práctica (muy habitual entre los españoles) sólo aumentará tu consumo eléctrico y elevará la humedad al interior de tu casa.
  • Piensa en instalar paneles refractantes detrás de los radiadores, pues así el calor rebotará irradiando más temperatura hacia las habitaciones.
  • Mantén tu caldera a la temperatura aconsejada (normalmente 70 grados), de esa forma no sólo reducirás las pérdidas de energía, sino que evitarás que el exceso de temperatura produzca sensación de incomodidad o provoque manchas en las paredes.
  • Utiliza bombillas LED o de bajo consumo. A su vez, piensa en que una luz cálida otorga la atmósfera una sensación de confort para los meses fríos.
  • Sube en un grado la temperatura del termostato de tu nevera, esta acción podría generar un 5% de ahorro de energía eléctrica.

No olvides tu contrato de luz

Si bien es cierto, con estas medidas podrás optimizar de la mejor manera tu consumo de electricidad, no debes olvidar que escoger la mejor tarifa eléctrica puede hacerte ahorrar aún más. Por esto, te aconsejo que, ante la llegada del invierno en donde el consumo se puede triplicar, no te olvides de comparar las tarifas de luz y te decidas por la que más te conviene.

A su vez, será necesario que pienses en si debes cambiar la potencia eléctrica contratada o no, pues en invierno el consumo simultáneo de aparatos suele ocasionar muchos problemas si no hemos escogido la correcta.

Y si aún tienes dudas de cómo ahorrar en tu factura durante los meses de invierno, no dejes de escribirme en el apartado de comentarios. ¡Hasta la próxima!.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.