¿Cómo cambiar de compañía eléctrica? ¿Es posible?

Comparar y cambiar de comercializadora eléctrica: una buena forma de ahorrar. ©Pixabay

Mientras el acceso a la información disminuye, los consumidores de electricidad encuentran día a día más dificultades para pagar sus facturas. El cambio de comercializadora puede ser una buena opción al querer ahorrar unos cuantos euros, pues te permitirá acceder a una oferta acorde a tus propias necesidades.

¿Por qué cambiar de compañía eléctrica?

Pese a la liberación del mercado energético, de acuerdo a un reciente informe de la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat), los consumidores españoles se encuentran en el cuarto lugar de los que más pagan por concepto de suministro eléctrico dentro de la U.E.

Deficiente acceso a la información, acoso publicitario, mala calidad de servicio al cliente, continuos errores en los procesos de facturación, «sorpresas» en la boleta, descuentos que terminan sin motivo. La lista de problemas dentro del mercado energético es vasta.

Y si bien, la liberación del mercado le ha complicado un poco la vida a la mayoría de los consumidores españoles, no todo es tan malo.

Con el reciente sistema, el cliente ya no está obligado a mantener un contrato con la misma comercializadora de luz.

Hoy, el consumidor tiene el derecho a poder escoger la compañía donde quiere suscribir y cambiar su contrato a uno que se adapte a sus necesidades específicas.

Sin embargo, no sólo la libertad de elección juega un papel importante a la hora de querer cambiar de comercializadora.

Al cambiar de comercializadora de electricidad el cliente podrá, sobretodo, ahorrar en la factura de luz.

¿Cambio de distribuidora o de comercializadora?

Es importante, a la hora de querer cambiar el contrato de luz y la empresa con la que hemos pactado, conocer la diferencia entre distribuidora de electricidad y comercializadora del suministro eléctrico.

  • La distribuidora de electricidad es la encargada de tender las redes eléctricas, de la instalación y lectura de los contadores, dar de alta y de baja un contrato y de reparar las averías del suministro. El consumidor no pacta ningún tipo de oferta con ésta y tampoco le paga dinero de forma directa.
  • La comercializadora es la empresa con la que el consumidor suscribe un determinado contrato y la entidad a quien se le paga la factura de luz. La comercializadora compra energía y la vende al cliente a través de las redes de la distribuidora.

→ Así, el consumidor tiene derecho y se encuentra en libertad de cambiar de comercializadora eléctrica cuantas veces lo estime necesario.

¡A tener en cuenta antes de cambiar de compañía eléctrica!

Cambiar de comercializadora de luz es un trámite fácil y rápido, sin embargo, al momento de decidir cuál es la empresa que mejor se adapta a las necesidades del consumidor, es bueno tener en cuenta los siguientes factores:

  • La duración del contrato con la empresa que se quiere dejar y aviso de rescisión para saber en qué momento el cliente debe solicitar la cancelación del servicio.
  • Las condiciones de penalización estipuladas en el contrato anterior por cancelación anticipada a la fecha de término.
  • El contenido y las cláusulas especificas del nuevo contrato (tarifas, descuentos, servicios, penalizaciones, entre otras).
  • Que la oferta con la cual el cliente quiere suscribir incluya todos los costes.

Bien comparar para bien elegir

Frente a las continuas variaciones del mercado eléctrico en España, elegir la comercializadora a la cual el consumidor desea pasar no es tarea simple.

Para esto, lo más aconsejable al momento de buscar la mejor tarifa es comparar las ofertas con un comparador de tarifas de luz.

Basta con ingresar los datos solicitados por el comparador y en pocos segundos el cliente obtendrá una lista con las principales ofertas para su tipo de consumo y vivienda. Generalmente, los datos que mejor ayudan a filtrar una búsqueda son:

  • Estimación del consumo eléctrico dentro del hogar
  • Potencia eléctrica contratada
  • Superficie de la vivienda
  • N° de habitantes
  • Tipo de uso del suministro de electricidad

Trámites a realizar para cambiar de comercializadora

Para cambiar de compañía eléctrica el cliente debe llamar a la comercializadora elegida y realizar una solicitud con el operador.

Durante el ingreso de la demanda, el cliente deberá estar en posesión de algunos datos que le serán solicitados por parte del ejecutivo comercial de la nueva empresa. Ellos son:

  • Datos personales del titular del contrato de suministro de luz
  • Dirección exacta de la vivienda
  • Potencia eléctrica contratada
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS)
  • Datos de la cuenta bancaria desde donde se realizarán los pagos de las facturas

El plazo para que el nuevo contrato se ponga en marcha fluctúa entre los 15 y 20 días hábiles.

Precio por cambiar de comercializadora

Al igual como ocurre con el gas, el cambiar de una comercializadora de luz a otra es un trámite totalmente gratuito.

Además, el cliente puede realizar esta demanda cuantas veces considere necesario.

La clave está en comparar

Luego de la liberación del mercado en España, los consumidores pueden elegir libremente la comercializadora de suministro eléctrico a la cual deseen suscribir.

Para realizar la demanda, lo primero es comparar las diversas ofertas que proporcionan las compañías de luz.

Una vez elegida la empresa, basta que el cliente se ponga en contacto con la nueva comercializadora y ésta se encargará de realizar la tramitación correspondiente.

El consumidor no pagara ningún tipo de importe por esta operación ya que se trata de un trámite gratuito.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.