Centrales eléctricas, el origen de la luz que consumen los españoles

El largo camino que recorre la electricidad para llegar a los hogares. ©Pixabay

La electricidad está presente de una forma que ya casi no logramos imaginar. En efecto, para llevar a cabo un gran porcentaje de nuestras actividades cotidianas debemos recurrir a esta fuente de energía. Sin embargo, ¿te has puesto a pensar cómo y de dónde llega la luz a los hogares?

La cuestión del origen de la energía eléctrica que se consume en el país es más que simple, sin embargo, muchos siguen pensando que la luz sale directamente del enchufe a la lavadora o al refrigerador.

Lo más importante a tener en cuenta es que la electricidad es un fenómeno natural que puede presentarse de diversas maneras, pero para que esta sea aprovechada en forma de energía deberá atravesar un largo recorrido.

¿De dónde proviene la energía eléctrica?

Como hemos mencionado anteriormente, la electricidad está presente en muchos ámbitos de la vida diaria, pero para poder aprovecharla en forma de energía, ésta debe generarse en centrales de producción que, según la tecnología que utilicen, podrán ser de diferentes tipos.

En la actualidad, existen muchos tipos de centrales eléctricas, pero su capacidad de producción y su nivel de eficiencia, es decir, la cantidad de electricidad que pueden producir a partir de la transformación de la fuente primaria, dependerán del potencial del recurso bruto y de la tecnología utilizada.

La central eléctrica depende de la fuente energética

Es España, los principales tipos de centrales eléctricas son las centrales térmicas, nucleares, atmosféricas y solar fotovoltaica.

Producción de la electricidad
Producción de la electricidad. ©REE

Centrales nucleares

Una central de energía nuclear es una central térmica en la que la fuente de calor proviene de uno o más reactores nucleares.

Al igual que en una central térmica tradicional, el calor se utiliza para producir vapor de agua que impulsa una turbina de vapor conectada a un generador que produce electricidad.

Centrales térmicas

Una central de energía térmica convencional es una instalación que produce energía eléctrica a partir de combustibles fósiles tales como el carbón, el fueloil o el gas natural en una caldera diseñada a este efecto mediante un ciclo termodinámico de agua-vapor.

El término “convencional” se utiliza para diferenciar este tipo de centrales de otras plantas térmicas como las nucleares o las de ciclo combinado.

En las centrales térmicas de ciclo combinado se combina un ciclo de gas y un ciclo de vapor.

Las centrales de biomasa son centrales térmicas en las que el combustible que se obtiene procede las residuos regenerados provenientes de la tierra en un corto periodo de tiempo.

Centrales “atmosféricas”

Las centrales atmosféricas son, generalmente llamadas centrales de energías renovables pues en ellas se utilizan energías alternativas, limpias y, como su nombre lo indica, renovables, o energía verde.

Una de las más importantes dentro del sistema español son las centrales eólicas, las cuales generan energía mediante el movimiento de grandes molinos (o aerogeneradores), producido por el viento.

Centrales fotovoltaicas

Muy desarrollada también dentro del territorio nacional, las centrales a base de placas fotovoltaicas funcionan gracias a los recursos de la energía solar, pudiendo generar corriente continua que puede transformarse en corriente alterna.

El recorrido de la luz

Luego que ha sido generada en las plantas energéticas, la electricidad necesita llegar hasta sus puntos de consumo y para esto, el transporte se realiza mediante una extensa red de líneas eléctricas que conectan los centros de producción con los puntos de consumo distribuidos por todo España.

Actualmente, la red de transporte eléctrico tiene más de 34 500 km de líneas de alta tensión, a los que hay que agregar las líneas de distribución de media y baja tensión.

La empresa encargada de transportar la electricidad a través de las lineas de alta tensión es Red Eléctrica de España (REE).

¿Cómo se organiza el sistema eléctrico en España?

Para puedas encender sin problemas la luz de tu vivienda, se debe contar con un sistema que opere de forma coordinada todos los puntos de la cadena del transporte eléctrico, la cual está constituida básicamente por los siguientes elementos:

  • Producción de la electricidad a través de las plantas de generación.
  • Transporte de la energía eléctrica a través de las lineas de alta tensión (AT).
  • Transformación de la electricidad para reducir la tensión.
  • Transporte de la energía a través de las lineas de baja o media tensión.
  • Consumo final
Esquema del sistema eléctrico peninsular
Esquema del sistema eléctrico peninsular. ©REE

El justo equilibrio

La generación de electricidad, si bien puede provenir de fuentes renovables y sin impacto para el medio ambiente, debe manejarse con prudencia para no crear una sobre producción que afectaría perjudicialmente a las naciones, sea cual sea.

Una labor fundamental para las empresas encargadas de controlar esta situación es lograr el justo equilibrio entre producción eléctrica y consumo.

Debido a que la electricidad no se puede almacenar en grandes cantidades, como ocurre por ejemplo con el gas natural, su generación debe realizarse minuto a minuto y en función del consumo inmediato que se esté produciendo.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.