Preguntas y respuestas para el Certificado de Eficiencia Energética

El Certificado Energético es imprescindible al momento de vender o alquilar una vivienda. ©noticiaspisos.com

¿Quieres vender o alquilar tu vivienda? Entonces esta información te interesará, pues desde junio del 2013 todos los propietarios que deseen alquilar o vender su propiedad deben contar con el Certificado de Eficiencia Energética. Si quieres saber cómo se obtiene y cuál es su precio, sigue esta práctica guía.

Todas las viviendas en venta o en alquiler deben disponer de este certificado de forma obligatoria. De no ser así, las multas a los propietarios que sean sancionados pueden alcanzar hasta los 6 000 euros.

Mucho más que una simple etiqueta…

El Certificado de Eficiencia Energética es el documento oficial en donde se registra la calificación de la eficiencia energética y el consumo de una vivienda, la descripción de las características energéticas y las recomendaciones de mejora posibles.

¿Es obligatorio?

Sí, pues desde el 1 de junio de 2013 para poder alquilar o vender un inmueble o local en España debes contar con este documento y la obligación de mostrarlo está regulada por el Real Decreto 235/2013.

¿Cuál es el fin de esta medida?

El Certificado de Eficiencia Energética tiene como propósito que, en términos de energía, las viviendas sean lo más eficientes posible.

Este documento pretende, además, invitar a la compra o alquiler de construcciones menos dañinas para el medio ambiente.

Sin embargo, no hay que olvidar que el resultado de la calificación no conlleva ningún tipo de consecuencia para el propietario, pues se trata de un informe meramente informativo.

Para el Gobierno de España, y también para el resto de países de Europa, el objetivo es que aquellas viviendas con peores resultados en términos de la calificación, puedan ser sometidas a reformas y así mejorar su eficiencia.

Y, tal como se espera, la meta es lograr que todas las viviendas que se construyan a partir del 31 de diciembre de 2020 tengan un consumo de energía casi nulo.

¿En qué consiste?

Consiste en un documento que califica a un inmueble en términos energéticos calculando el consumo (agua caliente, calefacción, iluminación, refrigeración, ventilación, etc.) anual de energía necesario para satisfacer la demanda de este en condiciones normales de ocupación y funcionamiento.

Para su cálculo es necesario dividir los kilogramos de CO2 que emite la vivienda por la superficie construida total de la propiedad (kg CO2/m2 al año).

Aquellos inmuebles que den como resultado un ratio de emisiones por debajo de los 6,8kg CO2/m2 al año se les otorgará la letra A, la cual corresponde a la mejor calificación y a la de mayor eficiencia energética.

Por el contrario, aquellos inmuebles que superan los 70,9 kg C02/m2 anuales serán calificados con la letra G, última del escalón de 7 letras y segmento de mayor emisión de CO2.

¿Como se presenta?

Este documento se presenta como un informe que consta de varias páginas. En la primera página del certificado energético se estipulan los datos generales del inmueble y los datos del técnico profesional certificador.

En la parte inferior se indica la calificación energética global del inmueble, en términos de emisiones de dióxido de carbono liberado a la atmósfera (de A a G).

Además de esta primera página, el informe consta de cuatro anexos:

  • Anexo I, describe las características térmicas del inmueble.
  • Anexo II, desglosa la calificación energética de la vivienda.
  • Anexo III, se refiere a las recomendaciones de mejora.
  • Anexo IV, el técnico describe las pruebas e inspecciones llevadas a cabo durante el proceso.

¿Y la etiqueta del certificado?

Es importante recalcar que el proceso para la obtención de esta certificación finaliza con la emisión de un certificado de eficiencia energética y la asignación de una etiqueta energética.

Su diseño, contenido y especificidades han sido estipuladas por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y sólo puede ajustarse al siguiente modelo:

Modelo de etiqueta energetica
Modelo de etiqueta energética. Fotografía: ©minetur.gob.es

Entre las precisiones más importantes dentro de la etiqueta energética se encuentran:

  1. Reborde de la etiqueta
  2. Esquina de la etiqueta
  3. Borde inferior de la etiqueta
  4. Cabecera de la etiqueta
  5. Título de la etiqueta: CALIFICACIÓN ENERGÉTICA
  6. Código BIDI y título ETIQUETA
  7. Datos del edificio
  8. Escala de la calificación energética
  9. Escala de A a G
  10. Calificación energética
  11. Registro
  12. Pie de etiqueta
  13. Logotipo de la Unión Europea

¿Cómo se obtiene?

El propietario interesado en obtener un Certificado de Eficiencia Energética deberá solicitarlo directamente con un técnico profesional autorizado.

¿Cuánto cuesta?

Si bien, es difícil fijar un precio fijo para este documento, pues cada técnico tiene plena libertad para fijar una tarifa, podemos afirmar que los precios varían entre los 200 a 300 euros.

¿Cuánto dura el certificado?

Este documento tiene una validez de 10 años y es el propietario el único responsable de su renovación o actualización conforme a lo que establezca el órgano competente de la Comunidad Autónoma.

¿Quién se encarga de controlar la emisión y/o renovación de estos documentos?

La ley estipula que son las Comunidades Autónomas las entidades competentes tanto para la regulación de los certificados como para la creación de un registro oficial en donde se inscribirán todas las certificaciones.

¿Cuándo se debe mostrar o entregar el certificado?

Todo aquel propietario que desee vender o alquilar su vivienda deberá, poner a disposición de los interesados el Certificado de Eficiencia Energética. En el caso de una venta, éste deberá estar disponible en el momento en que se efectúa la operación, mientras que en el caso de los alquileres bastará con entregar una copia al inquilino.

¿Existen multas por el no cumplimiento de estas obligaciones?

¡Sí! Pues el no cumplimiento de las obligaciones estipuladas en La Ley 8/2013, del 26 de junio de 2013, conlleva sanciones por incumplimiento de la normativa de certificación energética.

Estas multas se dividen en tres grupos según la gravedad de la infracción y van desde no mencionar la calificación obtenida en los anuncios del inmueble en venta o alquiler a vender sin haber realizado previamente el certificado energético o falsear el resultado del mismo.

Las infracciones se clasificarán de la siguiente forma:

  • Para las infracciones leves la multa sera entre 300€ a 600€.
  • Para las infracciones graves la multa sera entre de 601€ a 1 000€.
  • Para las infracciones muy graves la multa sera entre de 1 001€ hasta 6 000€.

Una etiqueta para el futuro…

A la hora de comprar un refrigerador, una televisión o, simplemente, un secador de pelo, cada día son más los españoles que se fijan en la etiqueta energética para tomar una decisión de compra. ¿Las razones?, si bien variadas, los consumidores, al igual como ocurre con la energía verde, apuestan por una mejor eficiencia de la energía y su posterior ayuda al planeta y, por qué no, a la economía.

Lo mismo ocurre al momento de alquilar o comprar una casa… pero esta vez los resultados se multiplican hasta por diez. No sólo es obligación del propietario mostrar la etiqueta de eficiencia energética a un posible comprador.

Sino, más bien, es el futuro habitante de esa vivienda el que debiera tener la obligación de liberar el medio ambiente de CO2 y escoger un nuevo hogar más eficiente.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.