5 cosas que debes saber de la cobertura de daños propios en el seguro del coche

Los daños consorciables no están cubiertos por los daños propios. ©Pixabay

Si estás pensando en contratar un seguro para tu coche y te interesa estar cubierto por daños propios, es importante que sepas que la única opción es suscribir una póliza a Todo Riesgo. Sigue esta guía preparada por KillMyBill y entérate de todo lo que necesitas saber.

 1. ¿De qué se trata la cobertura de daños propios?

La cobertura de daños propios es aquella que sólo se encuentra presenta en las pólizas A Todo Riesgo y que cubre los daños causados por el asegurado a su propio vehículo.

Es importante mencionar que también se toman en cuenta los daños causados al coche del asegurado por terceros no identificados.

2. ¿Qué garantiza la cobertura de daños propios?

Al contratar un seguro de coche A Todo Riesgo, los daños propios cubrirán:

  • Daños sufridos por el vehículo y ocasionados por e propio conductor.
  • Daños sufridos por el vehículo y ocasionados por un desconocido.
  • Daños sufridos por el vehículo y ocasionados por la caída de un rayo o de pedrisco.
  • Daños sufridos en la tapicería del vehículo ocasionados al prestar ayuda a las víctimas de un accidente de tránsito.
  • La cobertura de daños propios cubrirá también los daños que no estén cubiertos por otras coberturas.

Es importante recordar los daños propios representan una cobertura material, por lo que en ningún caso cubrirá daños que haya sufrido el conductor o cualquier otro pasajero.

3. ¿Qué exclusiones presenta la cobertura de daños propios?

Si crees que al contar con una póliza A Todo Riesgo y, por consecuencia, una cobertura de daños propios estás protegido de todos los siniestros que le puedan ocurrir a tu vehículo te aconsejamos que revises muy bien las exclusiones que presenta este tipo de garantía.

Entre los daños que no son cubiertos por los daños propios se encuentran:

  1. Cualquier tipo de desperfecto o avería que no ha sido producto de un accidente o siniestro.
  2. Todos los daños consorciables, es decir, aquellos que son imputables al Consorcio de Compensación de Seguros. En este punto generalmente se encuentran aquellos que son considerados como riesgos extraordinarios.

4. ¿Qué pasa con los accesorios de serie en la cobertura de daños propios?

Muchas  personas se preguntan qué ocurre con los accesorios de serie al momento de sufrir un accidente y estar cubierto por daños propios.

Te contamos que este tipo de elementos del coche se encuentran garantizados por la póliza, sin embargo, debes tener cuidado porque pueden existir excepciones.

Por ejemplo, es importante que pongas atención a los neumáticos. Si éstos son de serie, es decir si son originales, la compañía de seguros sólo los cubrirá en caso que existan más elementos dañados.

Si sólo tuvieras la rotura de un neumático, la aseguradora cubrirá un porcentaje de su precio.

En el caso de los accesorios que no son de serie, es decir, aquellos que no son originales y que se han comprado para reemplazar aquellos de serie, la compañía no ofrecerá ningún tipo de cobertura.

5. ¿Cómo actúa la cobertura de daños propios ante un siniestro?

Si cuentas con un seguro A Todo Riesgo y sufres un accidente, la compañía puede indemnizar los daños de dos maneras:

  • Indemnizar al asegurado de forma monetaria.
  • Reparar los daños ocasionados en el vehículo.

Generalmente, la aseguradora opta por reparar los daños, sin embargo, en los accidentes de gran envergadura y en donde el coche se ha declarado como pérdida total, la compañía podría preferir una indemnización de acuerdo al valor venal o a nuevo del automóvil.

Recuerda que también existen aseguradoras que ofrecen a sus asegurados la posibilidad de elegir entre una indemnización monetaria o la reposición del coche en el caso de pérdida total del vehículo.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.