Así es el nuevo contador inteligente… para que nadie te cuente cuentos

Los nuevos contadores inteligentes. ©Endesa

Un poco más de ocho millones son las viviendas españolas que aún cuentan con los antiguos y tradicionales contadores analógicos de luz, los cuáles deberán haber desaparecido por completo al 31 de diciembre del 2018 para dar lugar al nuevo y revolucionario contador inteligente.

Los medidores de luz inteligentes han dejado de ser una promesa para convertirse en una realidad inminente. Hoy, en España, un 40% de las viviendas ya cuentan con el revolucionario dispositivo que, a fines del 2018, debieran superar los 27 millones de aparatos instalados en el territorio nacional.

El cambio es importante, pues su masiva implantación será el pilar fundamental de las futuras redes inteligentes (smart grids), la cuáles vendrán a reinventar todo el sistema eléctrico del país.

Pero, ¡atención!, pues intentar ser parte de una sociedad con nuevas tecnologías sin comprender el cómo y para qué funcionan es dejar al consumidor de cara a la inquietud y la incertidumbre.

Contador inteligente: ¿qué es?

El contador o medidor inteligente de electricidad es un aparato electrónico que se utiliza para contabilizar la cantidad de kilovatios hora (kWh) consumidos al interior de una vivienda.

En términos simples, y tal como ocurre con los contadores de luz analógicos, los contadores digitales inteligentes cuantifican el gasto eléctrico realizado por un cliente.

¿Cuál es la diferencia entre un analógico y un digital inteligente?

La diferencia radica en que los contadores de luz inteligentes, los cuales son implementados gracias al Plan de Sustitución de Equipos de Medida, tienen instalado un sistema de Telemedida o Telegestión.

Esto significa que son mecanismos capaces de enviar lectura a distancia gracias a una tecnología de emisión de datos vía PLC, similar a las transmisiones por vía telefónica.

Este tipo de aparatos digitales, que se instalan en lugares visibles del hogar, tienen como fin proporcionar la información sobre el consumo en el mismo momento en que se produce.

Además, brindan datos adicionales como la cantidad de emisiones de dióxido de carbono y el coste en euros que ese uso representa, todos elementos que no se encuentran en los tradicionales mecanismo analógicos.

¿Cómo funcionan?

Si bien es cierto, en el mercado eléctrico existen varios modelos de contadores inteligentes, su funcionamiento básico es el mismo y en todos podrás encontrar el siguiente grupo de elementos principales:

Partes principales del contador inteligente
Partes principales del contador inteligente. Imagen: elaboración propia
  • Pantalla de lectura: muestra la información referente al consumo y al estado actual de la transmisión de datos, tales como la potencia o el consumo realizado.
Pantalla del contador inteligente
Pantalla del contador inteligente. Imagen: elaboración propia
  • Indicador de consumo: señala que el contador está recibiendo datos de consumo.
    Actividad contador inteligente
    Actividad contador inteligente. Imagen: elaboración propia

    Es importante tener en cuenta que el parpadeo del indicador de consumo se efectuará en función del consumo recibido.

    Es decir, mientras más consumo eléctrico exista en la vivienda, la frecuencia de parpadeo será menor (parpadeará más deprisa).

  • Botón de bloqueo: Al igual que en un interruptor de control de potencia (ICP), los contadores inteligentes cuentan con un limitador de potencia interno que saltará cuando esta sea superada.

    Botón de bloqueo
    Botón de bloqueo. Imagen: elaboración propia
  • Número de serie e identificación: Es el número al cuál está asociado cada contador y cada contrato de electricidad.

¿Qué hacer cuando salta la electricidad?

Para restituir el sistema una vez que ha saltado la electricidad, cuentas con dos opciones:

  • Utilizar el botón de bloqueo del contador inteligente y mantenerlo presionado durante unos 6 segundos y luego reiniciar el medidor.
  • Cortar el diferencial del cuadro eléctrico e ir desenchufando aparatos para bajar el consumo.

¿Cuáles son las características de un contador inteligente?

Las principales características de estos aparatos son:

  1. Poseen un sistema de telegestión o telemedida para un control de forma remota mediante tecnología PLC.
  2. Utilizan la discriminación horaria para poder contratar distintos tipos de tarifas.
  3. Registran el consumo de energía.
  4. Pueden albergar hasta 6 periodos tarifarios.
  5. Detectan las manipulaciones externas.
  6. Captan y registran los cortes y las reposiciones de la tensión de alimentación.
  7. Envían la información a la comercializadora en tiempo real.
  8. La lectura del consumo se realiza a distancia.
  9. Control preciso de los hábitos de consumo por parte de las comercializadoras.

¿Por qué el cambio?

El sistema eléctrico en España ha sufrido, en los últimos años, una importante transformación orientada a la liberación del mercado.

Y, justamente, uno de los pasos fundamentales en este recorrido es la sustitución de los antiguos contadores analógicos por los digitales.

La nueva regulación eléctrica establece que las empresas comercializadoras de energía eléctrica sean las encargadas de la lectura del suministro para cada vivienda.

De esta forma, la CNMC junto al Ministerio de Industria han fijado el día 31 de diciembre del 2018 como fecha límite para la substitución de todos los medidores que se encuentren asociados a una potencia inferior a 15 kW.

¿Qué objetivos persigue esta iniciativa?

Según las autoridades, los objetivos que se intentan alcanzar con este radical cambio son:

  • Aumentar la eficiencia energética por parte de los consumidores.
  • Ahorrar en la factura de luz.
  • Evitar la lectura de luz a domicilio.
  • Acceso completo y sencillo a todas las informaciones de consumo.
  • Gestionar los trámites de suministro a distancia.

¿Cuáles son las ventajas de los contadores digitales inteligentes?

Entre las numerosas ventajas que argumentan sus propulsores, las más importantes son:

  1. Se podrá contabilizar la energía consumida por tramos horarios.
  2. Se facilitará la liberación del mercado.
  3. Los costos en las facturas son reales y precisos.
  4. Las averías en el suministro se detectan de forma automática y pueden ser resueltas a distancia en muchas ocasiones.
  5. La lectura del consumo se realiza a distancia.

¿Quién debe instalar el contador inteligente?

Paulatinamente, y hasta el año 2018, las comercializadoras eléctricas han ido reemplazando los antiguos y tradicionales analógicos por los revolucionarios contadores inteligentes.

Si un consumidor aún no cuenta con los nuevos aparatos debe esperar que la compañía de luz a la cuál está asociado le informe de su instalación.

¿Qué costo tiene el cambio de medidor?

El costo en el cambio del contador analógico por uno inteligente es absolutamente gratuito y debe ser asumido por las propias operadoras eléctricas.

Sin embargo, el consumidor deberá pagar la diferencia en el alquiler del aparato que se estima un 40% superior respecto a los antiguos medidores.

Una iniciativa a analizar…

Si bien es cierto, el nuevo sistema eléctrico avanza y acerca a sus consumidores a una red inteligente de alta tecnología, nunca las cosas son tan perfectas como parecen.

Pues cuando apenas habían unos cuántos medidores inteligentes instalados en España, la voz de diversos expertos ya comenzaba a sonar.

Ondas electromagnéticas dañinas para la salud, telespionaje y atentados contra la privacidad son sólo algunos de los argumentos a los que las comercializadoras y el Gobierno se encuentran enfrentados.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.