¿Cuándo cambiar de móvil?

Existen varias razones que pueden hacer que quieras cambiar tu teléfono móvil. ©Pixabay

Al comprar un teléfono móvil, la pregunta que nos invade con prisa es: ¿cuanto durará? Y aunque esto dependerá de tus ganas de cambiar cada cierto tiempo tu antiguo aparato por uno más moderno, existen algunas señales que pueden ser indicio que ya es hora de reemplazar tu querido smartphone.

Si bien, la vida útil de un teléfono móvil es de unos cinco años, la mayoría son desechados por sus usuarios cuando se encuentran aún en buenas condiciones.

En este contexto, es importante que sepas que en Europa la vida media de un smartphone es de 15 meses, con lo que puedes suponer que los españoles renovamos nuestros dispositivos cada un año y medio en promedio.

Sin embargo, ¿cuáles son las razones que nos llevan a querer dejar nuestro antiguo terminal?…

Pues, aunque muchos lo hacen por voluntad propia, otra gran parte de los usuarios se ven obligados a dar este paso ya sea por un desperfecto del teléfono o porque simplemente ya no satisface sus necesidades.

1. Tienes problemas con el móvil

Generalmente, esta es la principal razón por las que los usuarios de telefonía móvil se ven en la obligación de sustituir sus aparatos.

Revisemos en detalle los problemas que tu smartphone puede presentar:

  • Tu teléfono está roto o con averías: si tu dispositivo ha sufrido un golpe o una caída y, como consecuencia, se ha roto la pantalla o cualquier otra parte del aparato, lo más probable es que se te haga muy incómoda su utilización o, simplemente, ni puedas volver a encenderlo. En este caso, lo mejor será pensar en cambiar de móvil.
  • Tu teléfono sufre desperfectos técnicos: si has notado que tu móvil no funciona correctamente, que se apaga sin haber motivo, que no enciende o que presenta cualquier otro tipo de fallo, será necesario que, antes de querer cambiarlo, te asegures que no se trata de un error de fabricación y que revises la validez de tu garantía. Ante esto, te recuerdo que en España todos los dispositivos electrónicos nuevos tienen una garantía de 2 años. En este caso, si se tratase de una avería que no se debe a un uso adecuado de tu parte, el operador de telefonía móvil debiera reparar e incluso sustituir el producto por uno de las mismas características.
  • La batería de tu teléfono sólo aguanta algunas horas (o menos): si la batería de tu móvil no aguanta hasta el final del día puede ser señal que el dispositivo ya está demasiado viejo o que la misma batería ha reducido su rendimiento. Sin embargo, también es posible que la forma en cómo utilizas tu móvil no sea la adecuada o que las aplicaciones que tienes instaladas hacen un uso mayor de ésta. Te aconsejo que verifiques si realmente se trata de un problema de la batería. De lo contrario, puedes intentar solucionar el problema bajando el nivel de brillo de la pantalla, apagando el Wi-Fi o poniendo tu móvil en modo avión.

2. Tu móvil ya no satisface tus necesidades

También puede ocurrir que tu teléfono funcione perfectamente pero que sus características ya no se adapten a tus necesidades. Ante esto, las posibilidades son variadas:

  • Necesitas más funciones: aunque tu teléfono sea bastante moderno, siempre habrá otro que incorpore más y mejores funciones. En ese caso, cuando te des cuenta que tu actual aparato no te ofrece todo lo que esperas, lo mejor será cambiarlo.
  • Quieres cambiar de sistema operativo: sin duda, el sistema operativo es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir un teléfono, sin embargo, puede ocurrir que luego de un cierto tiempo nos den ganas de cambiar. Es importante que sepas que las aplicaciones que puedas descargar en tu móvil dependerán exclusivamente del sistema operativo que poseas. En este sentido, la plataforma de Android es la que posee la mayor parte de aplicaciones, seguida de Apple.
  • Quieres pasar a una gama superior: muchas veces ocurre que compramos un teléfono de gama baja o media por el precio, sin embargo, al cabo de unos cuantos meses, nos damos cuanta que el aparato no nos satisface completamente. En ese momento, lo primero que haremos será analizar las diferencias entre una y otra y darnos cuenta que en realidad deberíamos haber tomado un móvil de gama alta desde la primera vez (o al revés, por qué no…).

3. Buscas algo especifico

¡Así es!. Otra de las razones que pudieran hacer que cambies de teléfono móvil rápidamente es la necesidad de características especiales que tu actual aparato no tiene.

Entre ellas, las más habituales son:

  • Cámara de vídeo y/o fotos.
  • Pantallas grandes y con mejor resolución.
  • Mejor potencia del procesador.
  • Mayor memoria de almacenamiento.
  • Interfaz de alta calidad.
  • Fabricación de alta resistencia.
  • Conexión NFC.
  • Tecnología 3G, 4G o superior.
  • Buena calidad de audio.

Comprar sin comparar: el peor error

Si ya has decidido que es hora de cambiar tu teléfono móvil, no te apresures. Te aconsejamos que antes de ir corriendo a comprar el modelo de tus sueños, compares muy bien las ofertas que propone el mercado.

Un punto importante es que te fijes en las promociones de los diferentes operadores pero que, a su vez, tengas cuidado con las condiciones especiales y los compromisos de permanencia.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.