¿Qué es el descubierto bancario y cómo evitarlo?

El banco responderá con sus propios fondos para cubrir la suma que el titular de la cuenta no ha podido asumir. ©Pixabay

¿Te has quedado sin saldo en tu cuenta corriente y no tienes dinero suficiente para realizar el pago de tus servicios? Lo más probable es que te encuentres en una situación de descubierto bancario. Entérate en esta guía cómo funcionan, las comisiones que se te aplicarán y de qué forma puedes evitarlos.

La actual situación económica de España ha hecho que, en los últimos tiempos, la estabilidad financiera de las familias no sea la misma. En efecto, hoy por hoy, son muchas las personas que teniendo un trabajo y una entrada de dinero regular no son capaces de mantener una cierta regularidad en sus cuentas.

Un gasto de último momento, una factura de la luz demasiado alta, un siniestro al interior de tu vivienda o un simple desajuste en el presupuesto… son muchas las razones que existen para que el saldo de tu cuenta corriente presente números rojos.

En efecto, un descubierto bancario le puede suceder a cualquier persona en caso que ésta no tenga el dinero suficiente como para asumir los pagos a los que se ha comprometido.

Sin embargo, y aunque la situación no es grave, es necesario saber en qué consiste realmente el descubierto bancario, cuáles son las comisiones que pagarás al banco y, lo más importante, de qué forma puedes evitarlo.

¿Qué es el descubierto bancario?

El descubierto bancario es aquella situación que enfrentan los titulares de cuentas corrientes u otro tipo de cuentas cuando el saldo de éstas es menor que cero (o negativo). En efecto, la mayoría de estos casos se producen cuando la persona ha gastado más dinero del que tenía depositado.

Como consecuencia de ésto, la entidad bancaria responderá con sus propios fondos para cubrir la suma que el titular de la cuenta no ha podido asumir.

Sin embargo, como consecuencia de este “préstamo”, el banco te cobrará distintos tipos de comisiones que, en general, alcanzan sumas bastante importantes.

¿Cuáles son las comisiones que se cobran por descubierto bancario?

Entre las diferentes comisiones por descubierto que tu banco puede aplicar en caso que te hayas quedado en rojo se encuentran:

Comisión de reclamación

Esta comisión corresponde al importe que la entidad bancaria te cobrará por avisarte que tu cuenta ha quedado al descubierto.

En otras palabras, son los costes que deberás pagar por el trabajo suplementario que ha tenido el banco al comunicarte de tu descubierto.

Es importante que sepas que por Ley, esta comisión sólo puede cobrarse una vez por cada descubierto. Y, aunque el monto exacto se indica en tu contrato, el Banco de España estima que el importe medio es de 32,65 euros.

Sin embargo, existen bancos que pueden cobrar hasta 37 euros con concepto de comisión de reclamación.

Comisión de descubierto

La comisión de descubierto es un coste que se calcula aplicando un porcentaje sobre el mayor importe negativo que se ha registrado en la cuenta del titular en el periodo de liquidación.

Es importante que sepas que cada entidad bancaria maneja sus propios valores mínimos, sin embargo, respecto a los máximos, el Banco de España estipula que la TAE de dicho descubierto no puede ser superior a 2,5 veces el interés legal que tenga el dinero en ese determinado momento.

En este sentido, y para que te hagas una idea, te contamos que en general esta comisión ronda los 48 euros.

¿Qué es el interés de demora por descubierto?

Ante un descubierto bancario no sólo tendrás que pagar las comisiones que hemos explicado anteriormente, sino también lo que se llama intereses de demora.

Éstos corresponden al dinero que ha tenido que sacar el banco de sus fondos para cubrir el saldo que no has podido asumir.

Y si bien, cada banco es libre de establecer sus propios intereses para cada cuenta bancaria, el Banco de España estipula que éstos no pueden superar en 2,5 veces el interés legal del dinero.

¿Qué hacer para evitar los descubiertos bancarios?

Sin duda, una de las únicas formas de evitar sufrir un descubierto en tu cuenta es prevenir que ésto suceda. Sigue estos consejos y averigua cómo lograrlo:

  1. Realiza una lista de tus gastos del mes y analiza si éstos coinciden con tus entradas.
  2. Controla periódicamente los movimientos de tu cuenta.
  3. Mantén siempre un saldo libre para poder utilizarlo en caso de urgencia.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.