Energía solar: todo lo que deberías saber

La energía solar es una fuente de energía renovable que se obtiene del sol. ©Pixabay

Dicen que la energía solar está de moda no sólo por los paneles que puedes instalar en tu hogar y que significan importantes ahorros en tu factura, sino también por los beneficios que esta fuente de energía renovable puede tener sobre la economía y el medio ambiente al ser utilizada por las compañías eléctricas.

Energía solar: una fuente milenaria e inagotable

La energía solar es una de las energías renovables más utilizadas en la actualidad y a partir de la cuál puedes generar calor y electricidad.

Esta se obtiene a partir del sol, el que se considera como la mayor fuente de energía del planeta. Así es, pues en tan sólo una hora, el sol es capaz de transmitir a la superficie de la tierra más energía de la que utilizamos en un año.

Entonces, ¿cuál es la razón de por qué la energía solar no ha sido explotada en su 100%?. Revisemos algunos puntos importantes…

La energía solar: de Hertz a la actualidad

Para analizar la actual situación de la energía solar en el mundo, quizás es necesario remontar a sus orígenes.

A finales del siglo XIX, los científicos ya estimaban que el Sol transmite a nuestro planeta cuatro mil veces más energía que la que consumimos los seres humanos.

De esta forma, un científico de la época llamado Heinrich Hertz decidió fabricar los primeros mecanismos solares con el objetivo de obtener electricidad a partir de la luz del sol.

Y si bien, la eficiencia de las primeras placas fotovoltaicas alcanzaba sólo un 1 o 2 por ciento, el invento parecía haber funcionado.

A mediados del siglo XX, las investigaciones por intentar conseguir celdas fotovoltaicas con mayor poder de retención se masificaron hasta obtener por fin un mecanismo capaz de transformar casi un 5% de la energía solar en electricidad.

Poco a poco, los distintos fabricantes de placas fotovoltaicas comenzaron a comercializar sus productos, perfeccionando día a día su eficiencia.

Hoy, casi dos siglos después, las placas fotovoltaicas cuentan con una eficiencia de más del 20%.

Calor y electricidad: dos formas de energía solar

Es importante que distingas muy bien las formas en las que se puede utilizar la energía solar.

El primer uso que se le puede dar es como fuente de calor para sistemas solares térmicos, en donde obtenemos energía eléctrica de forma indirecta.

También encontramos la energía fototérmica, en donde el calor es aprovechado por medios de colectores solares.

Sin embargo, existe una tercera forma de energía que se obtiene a partir del sol y en la cuál nos centraremos en esta guía.

Se trata de la energía solar fotovoltaica, una de las más importantes dentro del grupo de energías renovables, y mediante la cual los rayos del sol son transformados en electricidad gracias al uso de paneles solares.

¿Qué son los paneles solares?

La energía solar fotovoltaica se obtiene a partir de paneles solares, los cuales se instalan sobre los tejados (o en tierra) para captar la luz del día y convertirla en energía eléctrica.

Gracias a los paneles solares fotovoltaicos puedes obtener la energía solar necesaria (de forma gratuita) para abastecer tu hogar de electricidad y así reducir tu factura de luz.

Es importante que sepas que el tamaño de un sistema de energía solar se mide en kilovatios pico (kWp) y, mientras más luz del día reciban los paneles, más electricidad podrán generar.

¿Cómo funcionan los paneles solares?

Los paneles solares son estructuras compuestas por celdas solares construidas en capas a base de silicio monocrystalino o polycrystalino.

Para obtener energía eléctrica, es necesario que la radiación del sol alcance estas celdas en donde se convertirá en corriente continua (CC).

Luego, la CC llega hasta un inversor eléctrico en donde se convierte de potencia de CC en potencia de corriente alterna (CA).

Finalmente, y gracias a un tablero de distribución, podrás administrar el funcionamiento de la instalación de energía solar en conjunto con la red de suministro de electricidad.

Ventajas de la energía solar fotovoltaica

Entre las diferentes ventajas que se le pueden adjudicar a la energía solar fotovoltaica podemos encontrar:

  • Es una fuente de energía gratuita.
  • La energía solar es limpia.
  • El sol constituye una fuente de energía renovable.
  • Es ilimitada.

Desventajas de la energía solar

No todo es perfecto y ella también presenta algunos inconvenientes.

  • El costo inicial de la instalación es elevado, y si bien la inversión se amortiza al cabo de algunos años, el monto que hay que desembolsar de golpe puede ser muy alto para algunos bolsillos.
  • La energía solar fotovoltaica sólo es apropiada para ciertas zonas del globo, resultando muy difícil utilizarla en lugares con pocas horas de luz natural o que posean climas muy nublados e inestables.
  • Puede resultar que la energía solar fotovoltaica no sea suficiente para cubrir las necesidades de electricidad de tu hogar. En este caso deberás recurrir a métodos complementarios lo que se puede traducir en gastos extras y problemas de logística y organización.

La solar, una opción en favor del planeta

Las cosas claras desde el principio: la energía solar (así como el resto de energías renovables) representa uno de los puntos de partida en la lucha contra el calentamiento global y la disminución de las abusivas facturas de electricidad.

Hoy, muchas comercializadoras de energía eléctrica han tomado conciencia y ofrecen un suministro 100% verde.

Si quieres comparar sus precios y ver si esta opción te conviene, te invitamos a visitar un comparativo de las ofertas de luz 100% verdes que propone el mercado.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.