¿Qué hacer ante un escape de gas natural en tu vivienda?

Las consecuencias de un escape de gas pueden ser hasta mortales. ©Freepik

Mucho hemos escuchado acerca de los peligros que encierra un escape de gas natural al interior de una vivienda, pero, ¿qué hacer cuando no sabes qué hacer ni cómo reaccionar? ¡No te preocupes! Hoy en esta guía preparada por KillMyBill te lo explicamos paso a paso.

¿Cómo reconocer la fuga de gas?

El reconocimiento o detección de un posible escape o fuga de gas es vital al momento de prevenir cualquier tipo de incidente ligado al suministro.

Es importante que sepas que existen tres grandes señales que te pueden indicar la presencia de una fuga, estas son:

  • Olor característico a “gas”, pues si bien es cierto el gas natural es incoloro, sin forma y sin olor, las empresas comercializadoras le agregan un agente odorizante a base de mercaptano que ayuda en la detección de eventuales fugas.
  • Silbido o sonido de sople, ya que al existir un escape importante de gas, este producirá un ruido parecido a un soplido.
  • Burbujas en agua estancada, pues si la fuga se encuentra al exterior de nuestra vivienda esta es una señal muy indicativa de un escape de gas.

¿Cuáles son los riesgos de un escape de gas?

La exposición al gas natural a través de las fugas pueden ser perjudiciales, pero ¿por qué?.

Si bien es cierto, un escape de este combustible fósil puede generar daños materiales a causa de incendios o explosiones, el riesgo mayor se encuentra en los graves problemas al cuerpo humano que este puede producir, los que en algunos casos pueden ser incluso mortales.

Es importante que tengas presente que uno de los principales efectos en la salud por fugas de gas natural es la asfixia, la cual es un problema serio en donde el cuerpo no es capaz de obtener el suministro de oxígeno suficiente, lo que puede llevar a la pérdida de conciencia, dañando al cerebro y ocasionando la muerte.

A su vez, las fugas y la posterior combustión del gas natural libera grandes cantidades de vapor, compuestos orgánicos volátiles y gases tóxicos a la atmósfera, provocando que las partículas pasen a través de nuestro sistema respiratorio y entren profundamente en los pulmones provocando serias enfermedades respiratorias.

Entonces, ¿qué hacer frente a una fuga?

Sin duda, el olfato es el mejor aliado al momento de detectar una fuga de gas, pero ¿cómo conocer la magnitud del escape y qué hacer cuando ya lo has detectado?.

Lo primero será evaluar el peligro y verificar si se trata de un problema pequeño o si, por el contrario, te enfrentas a una emergencia de gran envergadura.

Para esto, debes saber que la seguridad es siempre lo más importante y lo primero que debes considerar.

Dependiendo del tamaño del problema…

Cuando hayas comprobado que realmente existe una fuga de gas, los pasos a seguir dependerán de la magnitud de la misma.

Fugas pequeñas

Si puedes respirar con facilidad, si el olor a gas no es insoportable y si no escuchas un sonido fuerte de gas escapándose en algún sector de tu vivienda, lo más probable es que te encuentres frente a un escape menor.

En este caso, la primera prioridad seguirá siendo la seguridad de los habitantes, sobre todo de niños y personas mayores.

Si sospechas que hay una pequeña fuga de gas natural te aconsejamos que sigas los siguientes pasos:

  1. Abre todas las puertas y ventanas (incluyendo las cortinas).
  2. Si sabes cómo, desconecta el suministro de gas de la caja del medidor.
  3. Revisa las hornillas o quemadores, pues estos puedan estar dejando pasar gas aunque no se encuentren encendidos.
  4. Revisa que todos los reguladores de la cocina se encuentren apagados.
  5. Comprueba si la lámpara piloto de tu caldera se ha apagado, ya que esta es una de las causas más comunes de olor a gas al interior de los hogares.
  6. Llama a tu comercializadora de gas y sigue sus instrucciones.
  7. En caso de existir un fallo o desperfecto, hazlo reparar cuánto antes.

Fugas grandes

Por el contrario, si no puedes respirar con facilidad, si el olor a gas es insoportable o si escuchas un “soplido” que indique que está saliendo mucho gas, lo más probable es que estés frente a una emergencia inmediata y tu fuga sea muy grande.

Ante esto, te recomendamos, sobre todo, tener mucho cuidado y actuar de la siguiente manera:

  1. Saca a todos los ocupantes fuera de la vivienda.
  2. No intentes encontrar el origen de la fuga.
  3. No trates de apagar las válvulas de gas o electrodomésticos.
  4. No utilices ningún tipo de dispositivo eléctrico o mecánico (incluyendo teléfonos o computadoras).
  5. No arranques ningún vehículo.
  6. Llama, desde el exterior o desde la casa de un vecino, a la comercializadora del suministro de gas natural y sigue sus instrucciones. Ante el riesgo de explosión puedes contactar algún teléfono de emergencia.
  7. No vuelvas a entrar en la casa hasta que recibas la autorización por parte del personal de emergencia o de algún profesional de la comercializadora.
  8. Si la válvula de cierre del medidor se encontrara en el exterior, puedes intentar cerrarla, ya que en ese punto no habrá inhalación y las compañías así lo aconsejan.

Algunos consejos prácticos

Ya sea para evitar una posible fuga o, simplemente, para mantener en buenas condiciones tus instalaciones, te recomendamos seguir estos prácticos consejos que no sólo te ayudarán a mantener en seguridad tu vivienda sino también a cuidar tu bolsillo.

  1. En los días más fríos, no olvides no calefaccionar en exceso tus habitaciones, ya que esta costumbre aumenta innecesariamente tu factura de gas natural así como los problemas de salud para sus habitantes.
  2. Deja las reparaciones o la instalación de gas natural a los profesionales, ellos son los únicos capacitados y autorizados para realizar este tipo de trabajos.
  3. Revisa tus instalaciones periódicamente.
  4. Mantén una ventilación adecuada tanto en verano como en invierno.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.