España posee cuatro de las centrales de carbón más contaminantes de Europa

España cuenta con cuatro plantas que se encuentran dentro de las 30 más contaminantes. ©Pixabay

Según un informe presentado por WWF, las centrales de carbón que operan en la Unión Europea han sido las responsables de más de 22 mil muertes prematuras en el año 2013. De 280 plantas que operan actualmente en el continente, España cuenta con cuatro que se encuentran dentro de las 30 más contaminantes.

Centrales de carbón en Europa: peligrosamente contaminantes

El informe, el cual fue elaborado por WWF junto a la Alianza para la Salud y el Medio Ambiente (HEAL), la Red de Acción por el Clima en Europa (CAN) y apoyado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), enumeró las naciones que poseen las centrales de carbón más sucias del continente. En este aspecto, Alemania, Polonia y el Reino Unido reúnen 19 de las 30 plantas más contaminantes.

Y, aunque el primer lugar se lo lleva la central de Bełchatów en Polonia, Alemania ocupa desde el lugar número dos al puesto número seis, lo que la convierte en en el país que más contamina a causa del carbón.

La quema de carbón en España

Tal como lo indica el informe, cuatro centrales de nuestro país se encuentran entre la lista de las 30 más contaminantes. Entre ellas, la planta de Aboño, ubicada en la localidad de Asturias y propiedad de Hidroeléctrica del Cantábrico, ocupa el lugar número 19 para posicionarse como la más sucia del país, con una quema continua de carbón las 24 horas del día y los 365 días del año.

Dentro de esa lista, la planta de As Pontes ocupa el puesto número 20 por la quema de lignito y la central Litoral se toma el lugar número 26 por la quema de hulla.

Sin embargo, y pese a que el resto son bastante contaminantes, sólo la planta de carbón de Andorra en Teruel, la cual ocupa el lugar número 12, aparece también en la lista de las centrales más perjudiciales para la salud. Según el informe, sólo en el año 2013, esta planta provocó 400 muertes prematuras, 220 casos de bronquitis crónica, 360 ingresos hospitalarios, casi 100 bajas laborales, más de 7 mil casos de asma infantil y un coste en salud que va entre los 580 y mil millones de euros.

Al mismo tiempo, el informe destaca a los siete países de la UE que se encuentran fuera de la quema de carbón: Bélgica, Chipre, Estonia, Letonia, Lituania, Luxemburgo y Malta.

Los efectos sobre la salud

Tal como lo indica el estudio, los impactos sobre la salud y el medio ambiente que generan las centrales eléctricas de carbón son muy alarmantes, dañinos y altamente costosos para los países europeos y sus vecinos. Pero, ¿qué hace que este tipo de energía sean tan perjudicial para nosotros?.

Básicamente, las centrales de carbón emiten gases que se dispersan en el aire y que terminan en las vías respiratorias de las personas. No hay que olvidar que estas emisiones son capaces de viajar cientos de kilómetros, por lo que pueden alcanzar fácilmente a países que se encuentran lejos de estas plantas del mineral negro.

Entre los contaminantes más peligrosos derivados de la quema de carbón se encuentran:

  • Las partículas finas (PM2.5)
  • El ozono troposférico
  • El dióxido de nitrógeno

Así es, pues según el informe, éstas atacan al sistema cardiovascular o respiratorio produciendo graves enfermedades cerebrovasculares, del corazón, pulmonar crónica o cáncer de pulmón, que finalmente terminan en la muerte.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.