¿Cómo conseguir una hipoteca para una segunda vivienda?

Las hipotecas para segundas viviendas cuentas con condiciones más estrictas que los créditos hipotecarios normales. ©Pixabay

¿Deseas tener una casa en la playa, la montaña o el campo? ¿Crees que es hora de contratar una hipoteca para tu segunda vivienda? ¿No sabes cuáles son las condiciones que imponen las entidades bancarias? Es importante que sepas que, en este caso, el banco puede solicitar otro tipo de requisitos además de clausulas más exigentes.

Luego de obtener un crédito hipotecario para su residencia principal, muchos españoles deciden invertir y acceder al sueño de contar con una segunda vivienda para alejarse de la ciudad en momentos de estrés o disfrutar de las vacaciones.

En efecto, según las estadísticas del Banco Central Europeo, 4 de cada 10 familias poseen una vivienda secundaria en España.

Sin embargo, y contrariamente a lo que se pueda pensar, obtener un crédito hipotecario para este fin no siempre es una tarea fácil de realizar.

Pese a que la situación económica ha remontado bastante en el país, los bancos siguen siendo muy cautelosos a la hora de otorgar este tipo de productos y no lo dudan cuando se trata de aumentar las condiciones para la contratación de una hipoteca.

Por esto, y para que no te lleves sorpresas al momento de buscar financiamiento para tu segunda vivienda, aquí te dejamos todo lo que necesitas saber sobre cómo contratar un crédito hipotecario para tu residencia secundaria.

1. ¿Por qué los bancos son más exigentes con las segundas residencias?

Porque una persona que desea obtener una hipoteca para una vivienda secundaria ya cuenta con un primer crédito que debe afrontar y reembolsar, por lo tanto, los bancos deducen que ante un problema financiero privilegiarán el pago de la hipoteca de su residencia principal.

En este sentido, la entidad bancaria sufre un riesgo mayor al conceder un producto de estas características ya que la probabilidades de impago por parte del suscriptor también son mayores.

A su vez, en caso de remate de la propiedad, ésta será más difícil de vender puesto que, generalmente, estas propiedades están ubicadas en zonas turísticas alejadas de las ciudades.

2. ¿Qué características tienen las hipotecas para segundas viviendas?

Las características que diferencian a una hipoteca para segunda vivienda frente a una hipoteca convencional para una residencia principal son:

Tipo de interés

De forma general, las entidades bancarias otorgan intereses más altos a las hipotecas destinadas a segundas viviendas.

Sin embargo, con el paso del tiempo y la recuperación de la actividad económica se espera que en pocos meses los intereses sean muy parecidos entre una hipoteca de este tipo y una convencional.

Porcentaje de financiación

Una hipoteca para una residencia principal suele otorgar un porcentaje de financiación de hasta un 80%. Incluso, hay casos en que la entidad bancaria puede otorgar hipotecas al 100%.

Por el contrario, si quieres contratar un crédito hipotecario para una segunda vivienda debes saber que el porcentaje de financiación no superará el 60 o 70%.

Plazo de amortización

Los plazos de amortización en las hipotecas para segundas viviendas también son diferentes a los créditos hipotecarios que se contratan para la compra de una residencia principal.

En este caso, los plazos para la devolución del préstamo disminuyen y no van más allá de los 20 o 25 años.

3. ¿Cuáles son los requisitos necesarios de las hipotecas para segundas viviendas?

Casa en la montaña
©Pixabay

Hasta hace un tiempo, y debido a las exigentes condiciones que solicitaban las entidades bancarias, muy pocas personas podían optar fácilmente a una hipoteca para una residencia secundaria.

Hoy por hoy, el escenario ha cambiado y, aunque los requisitos para contratar este tipo de producto siguen siendo más estrictos, los españoles pueden acceder más fácilmente a esa casa soñada en la playa o la montaña.

Las condiciones que exigen los bancos actualmente para la contratación de una hipoteca para segunda vivienda son:

  • Contar con un aporte del 30 o 40% del precio de la vivienda y del 15 o 20% del total de los gastos de gestión.
  • Tener un trabajo estable e ingresos que superen los 2000 euros al mes.
  • No figurar en ninguna lista de morosos, como la ASNEF O RAI.
  • Contar con un aval que cuente con las mismas características.
  • Demostrar una alta solvencia económica.

4. ¿Existen hipotecas especiales para segundas viviendas?

Es importante que sepas que, actualmente, las entidades bancarias no poseen dentro de sus abanicos de productos una hipoteca especialmente destinada a las segundas residencias.

Lo que hace la mayor parte de los bancos es adaptar las condiciones de sus hipotecas convencionales a un crédito apto para una vivienda secundaria.

Por lo tanto, si quieres contratar la mejor hipoteca para tu casa en la montaña, te aconsejamos acercarte directamente a tu entidad financiera y negociar las condiciones de la hipoteca para que ésta se adapte a tus necesidades.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.