¿Qué puede ocurrir si no pagas tu préstamo?

El embargo es el último recurso al cuál suelen recurrir las entidades financieras luego de una deuda impaga. ©Pixabay

Si has contratado un préstamo personal pero, por motivos labores, médicos o personales, no has podido cancelar las cuotas y te encuentras frente a una situación de impago es importante que conozcas que te puede ocurrir y las sanciones a las que te deberás enfrentar. Revisemos cada punto en el siguiente artículo.

Al contratar un préstamo personal siempre lo haces con la idea que podrás asumir las cuotas pactadas en el acuerdo, sin embargo, las diferentes circunstancias de la vida muchas veces impiden que puedas cumplir con tus responsabilidades.

En este caso, ¿qué pasa si no puedes hacer frente a uno o varios de los pagos mensuales de tu préstamo bancario?

1. La llamada de la entidad bancaria

Lo primero que debes saber es que en cuanto dejes de cancelar una de las cuotas, el banco se pondrá en contacto contigo para informarte de la situación.

Ante esto, te aconsejamos que que no trates de ocultar la situación en la que te encuentras y le enfrentes con toda sinceridad.

A ninguna entidad bancaria le gusta que sus clientes «desaparezcan» luego que han dejado de pagar.

Una vez que te hayas puesto en contacto con el banco, la persona responsable o tu ejecutivo de cuentas te explicará las diferentes sanciones económicas a las que te verás enfrentado.

2. Las sanciones económicas

Aunque las penalizaciones dependerán de la entidad bancaria en donde hayas contratado tu préstamo y de las condiciones específicas del contrato, debes saber que éstas existen para todas aquellas personas que tienen cuotas impagas y que representan la primera vía de solución por parte de las entidades.

Recuerda que según la cantidad de la deuda y el tiempo que lleves sin pagar, las sanciones económicas pueden ser las siguientes:

Intereses de demora

Los intereses de demora son aquellos que la entidad bancaria puede aplicar desde el primer día de retraso en el pago de una cuota de un préstamo bancario.

Estos intereses están fijados por Ley y no pueden superar por más de dos puntos al tipo de interés pactado inicialmente.

Comisiones por reclamación

Esta comisión se genera al momento en que el banco debe dar aviso a un cliente que tiene una deuda pendiente o impaga.

Por lo general, la comisión de posiciones deudores suele oscilar entre los 25 y 35 euros, sin embargo, cada entidad maneja sus propios valores.

Recuerda que todas estas comisiones se irán acumulando a la deuda inicial hasta el momento en que te pongas al día en los pagos.

3. El fichero de morosos

Este punto es muy importante, pues debes saber que a partir de la segunda cuota impagada, la entidad bancaria tiene el derecho de inscribirte en una lista de morosidad.

El fichero más popular en España es el Asnef, pero también existen otros como el Rai o Experian.

Y, aunque esta medida no es una sanción económica, ser parte de un fichero de morosos significa que te será casi imposible acceder a nuevos productos financieros en el futuro.

La única solución será conseguir un prestamista que acepte concederte un crédito bancario o solicitar directamente un préstamo con Asnef.

4. La vía judicial

©Pixabay

Si el problema es más serio de lo que pensabas y acumulas tres o más cuotas impagas, la entidad financiera podrá llevar a cabo procedimientos judiciales en tu contra para recuperar el dinero adeudado.

Generalmente, los bancos no actúan solos y contratan empresas cobradoras especializadas en la materia.

En caso que el juicio siguiera su curso deberás pagar toda la deuda acumulada más las comisiones por demora.

5. El embargo

En caso que no cuentes con el dinero que se te solicita, se recurrirá a la última etapa del proceso: el embargo.

En este caso, si tu préstamo contaba con una garantía específica, ésta se ejecutará embargando todos aquellos bienes.

Sin embargo, en el caso de un préstamo personal o si no existe una garantía en particular, deberás responder con tus bienes presentes y futuros (sin necesidad de especificar ninguno en concreto).

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.