¿Deseas Internet en tu casa de vacaciones?

Muchos españoles tienen una segunda residencia en donde necesitan una conexión a Internet. ©Pixabay

Se acercan el verano y quizás tengas la suerte de contar con una residencia secundaria en la playa o la montaña en donde pasar algunos días de descanso. ¿Ya sabes cómo te conectarás a Internet durante ese tiempo? Tranquilo, existen diferentes posibilidades a la hora de acceder a la red desde tu lugar de vacaciones.

Es cierto, el uso de Internet se ha vuelto un acto tan cotidiano e imprescindible en nuestras vidas que ni siquiera podemos pensar en irnos de vacaciones sin contar con una conexión de buena calidad y sin cortes ni interrupciones.

En este sentido, pensar en cuál es la mejor opción de acceso a la red desde nuestras viviendas secundarias es un tema que hay que analizar punto por punto.

Es importante que, a la hora de escoger la forma en qué te conectarás a Internet desde tu lugar de vacaciones, analices diferentes aspectos que te pueden orientar hacia qué tipo de acceso a la red es el más adecuado para ti.

El nivel de ocupación de la vivienda secundaria

Lo primero que debes considerar es el nivel de ocupación que tiene tu casa de veraneo durante el año. En este sentido, no es lo mismo ir un par de fin de semanas que pasar todas las vacaciones allá.

Si sólo visitas tu residencia secundaria un par de veces al año y permaneces ahí sólo uno o dos días, deberías preguntarte si realmente necesitas una conexión en tu hogar.

Si este es tu caso, existen posibilidades que te permitirán acceder a la red sin tener que contratar una tarifa de Internet, banda ancha o ADSL.

Una de estas soluciones es comprar un módem USB 3G 4G, un dispositivo que se conecta a tu ordenador y que te permite acceder a Internet mediante tecnología 3G o 4G. Generalmente, y dependiendo de la cobertura existente en el lugar donde te encuentres, ésta puede ser la mejor forma de acceder a la red desde la comodidad de tu casa en la playa, el campo o la montaña.

Hoy, operadores como Movistar, Orange o Vodafone ofrecen este tipo de servicio por una tarifa mensual.

Otra opción es aprovechar las redes Wi-Fi gratuitas existentes en el balneario o ciudad en donde se encuentra tu casa de vacaciones. Hoy en día, existen restaurantes, centros comerciales, museos, estaciones de servicio o cafeterías que proponen este servicio a sus clientes. Lo mejor, será identificar estas zonas antes de tu partida.

Una última posibilidad es recurrir al Tethering, que consiste en compartir Internet desde tu teléfono móvil a tu computadora o tableta.

Esta es una solución bastante sencilla al momento de querer conectarte a la red sin tener que contratar planes o dispositivos adicionales.

Sin embargo, deberás tener cuidado, pues no todos los teléfonos ofrecen esta opción. Además, debes saber que el acceso a la red mediante este método es bastante lento.

Ahora, si pasas mucho tiempo en tu casa de veraneo o si vas continuamente, lo mejor será contratar una tarifa Internet. En este caso, deberás analizar conjuntamente otros factores que te ayudarán a tomar tu decisión.

La velocidad y calidad de la conexión

El estar de vacaciones, querer desligarse de la rutina del trabajo y dejar de lado las obligaciones cotidianas no es sinónimo de querer una conexión a Internet lenta y de mala calidad.

Para enfrentarte a este problema, deberás tener en cuenta el uso que harás de la red y los requerimientos mínimos que necesitar para navegar como tu lo deseas.

En este caso, lo primero es pensar qué tipo de conexión a Internet es la más adecuada para ti. Para esto, debes tener en cuenta la cantidad de datos a los que deseas tener acceso mensualmente y la velocidad con que quieres acceder a ellos.

Es importante que sepas que algunos operadores de Internet ofrecen tarifas pensadas para segundas residencias y a precios muy convenientes.

Si te interesa, te recomendamos ponerte en contacto con tu actual proveedor y averiguar si tienen disponible este servicio.

También puedes visitar nuestro comparativo de tarifas de Internet y buscar una oferta que se adapte a tus necesidades.

La zona en donde te encuentres

Aunque hayas encontrado una oferta que se adapte a lo que andabas buscando, puede resultar que tu casa de veraneo esté ubicada en un lugar con poca o nula cobertura.

Ante esto, las posibilidades de conectarte a la red se reducen dramáticamente. Pero, no te preocupes, pues aún puedes recurrir a la tecnología WiMax.

Así es, se trata de una tecnología de banda ancha que te permite conectarte a la red a través de ondas electromagnéticas con una cobertura de hasta 80 km.

Y si bien, puede compararse al Wi-Fi, su cobertura y rendimiento la hacen ideal para aquellas conexiones en donde no es posible tener acceso a la red mediante redes tradicionales de pares de cobre o fibra óptica.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.