¿Qué son los depósitos estructurados? ¿Son realmente convenientes?

Los depósitos estructurados se caracterizan por tener una rentabilidad variable ©Pixabay

Dentro del mercado financiero existe un gran abanico de productos destinados a cubrir las necesidades de cada tipo de cliente. Un grupo muy importante de ellos son los productos estructurados, entre los cuáles destacan los depósitos estructurados. ¡Echemos un vistazo a esta guía y averigua un poco más sobre ellos!

¿Quieres contratar un depósito bancario pero las entidades te ofrecen siempre las mismas alternativas? ¿Has oído hablar de los productos y depósitos estructurados? Revisemos en qué consisten y cuáles son sus ventajas.

1. ¿Qué son los productos estructurados?

Un producto estructurado es la combinación de dos o más activos financieros los cuáles formarán una sola estructura.

Tal como los define el banco BBVA, los productos estructurados se definen como:

«Un paquete único e indivisible que consiste en la unión de un producto vinculado a tipos de interés más un derivado financiero o más de uno».

Estos activos vinculados al producto estructurado, los cuáles pueden ser índices bursátiles, acciones o tipos de interés, reciben el nombre de activo subyacente.

Por lo tanto, la rentabilidad del producto estará vinculada al comportamiento de estos activos.

2. ¿Qué tipos de productos estructurados existen?

Los productos estructurados se clasifican según el nivel de riesgo que presentan al plazo de vencimiento:

Productos estructurados con garantía de capital a vencimiento

En este caso hablaremos sólo de los depósitos estructurados, ya que son los únicos que devuelven el 100% del capital invertido a vencimiento al estar regulados por el Banco De España y cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos.

Productos estructurados con riesgo

En este caso encontramos a los contratos financieros, los cuáles no tienen garantía de capital a vencimiento y en donde su devolución se encuentra condicionada por la evolución del activo subyacente.

Este tipo de producto estructurado está regulado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

3. ¿Cómo se definen los depósitos estructurados?

Los depósitos estructurados son productos en donde se recupera el capital invertido al final del vencimiento del contrato.

Sin embargo, y a diferencia de los depósitos bancarios tradicionales, la rentabilidad de este producto se encuentra vinculada al comportamiento y evolución de un grupo de productos adyacentes (índices bursátiles, acciones, etc.).

4. ¿Cómo funcionan los depósitos estructurados?

Aunque pueden parecer un producto sumamente complicado, la verdad es que los depósitos estructurados tienen un funcionamiento bastante sencillo.

Éste consiste básicamente en la contratación de un depósito a plazo fijo asociado a uno o varios productos adyacentes.

La rentabilidad del depósito dependerá del comportamiento de los productos asociados. En este caso, podemos encontrar dos escenarios:

  • Si, una vez cumplido el plazo del depósito, los productos adyacentes tienen un precio igual o superior al inicial, el banco abonará un cierto porcentaje por sobre el nominal del depósito.
  • Por el contrario, si el precio final de los productos adyacentes es inferior al inicial, el banco pagará un porcentaje máximo del 1 %. No olvides que muchos de los depósitos estructurados tienen una rentabilidad del 0%.

5. ¿Se pueden cancelar los depósitos estructurados de forma anticipada?

Es importante que sepas que la mayoría de entidades bancarias no acepta la cancelación anticipada de los depósitos estructurados.

Sin embargo, si encuentras un producto que si permite su cancelación, te aconsejamos prestar atención pues éste podría venderse a precio de mercado y terminarías perdiendo parte del capital invertido.

6. ¿A qué tipo de clientes están orientados los depósitos estructurados?

Si te llama la atención este tipo de producto financiero pero no sabes si éste realmente se adapta a tus necesidades y a tu perfil de cliente, te contamos que los depósitos estructurados están pensados en aquellas personas que quieren ganar una rentabilidad mayor que la que ofrecen los depósitos tradicionales sin poner en riesgo su dinero.

7. ¿Los depósitos estructurados representan un producto de alto riesgo?

Pese a que con un depósito estructurado el cliente no suele perder dinero, la verdad es que estos productos son bastante complejos y llevan un porcentaje de riesgo más o menos elevado.

Entre los riesgos que se deberán asumir al contratar un producto de este tipo se encuentran:

  1. Rentabilidad variable
  2. Riesgo de liquidez

En este sentido, si eres de aquellas personas que prefieren mantener una cierta seguridad con los productos financieros que contratas, te aconsejamos optar por un depósito bancario tradicional.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.