Redes PLC: accede a Internet mediante la toma eléctrica

Las redes PLC aprovechan la red eléctrica para conectarse a la Red. ©computerhoy.com

Las redes PLC son aparatos que te permiten ampliar tu señal doméstica de Wi-Fi a cualquier lugar de tu casa mediante la conexión eléctrica. ¿No sabes cómo funcionan?… ¡No te preocupes!, pues en esta guía te contamos qué son, para qué sirven y de qué forma las puedes utilizar.

La gran mayoría de los españoles cuenta con una conexión doméstica de Internet, ya sea por Fibra Óptica o ADSL, sin embargo, muchas veces la calidad y velocidad del servicio no es igual para todos.

Basta con que tu vivienda cuente con paredes gruesas, un sótano, más de una planta o una habitación con muchos aparatos eléctricos para que el acceso a Internet se vea perjudicado y navegues muy lento… o simplemente no navegues.

Ante esto, existe una solución que se encuentra en el mercado desde hace varios años: las redes PLC.

¿Qué es un PLC?

Las redes PLC, de sus siglas en inglés Power Line Communications, son dispositivos que aprovechan la instalación eléctrica para transmitir datos a alta velocidad.

En pocas palabras, se trata de una tecnología que convierte cada toma de corriente en una conexión a Internet.

En este sentido, y mediante el filtrado de frecuencias, las redes PLC son capaces de ofrecer velocidades de conexión similares a las de un cable ethernet, separando la información digital de la red eléctrica.

¿Cómo surgió esta tecnología?

Esta tecnología nació, hace casi 20 años, como una nueva alternativa a lo que era el ADSL o la Fibra Óptica. Sin embargo, debido a los altos costes de los equipos, la infraestructura necesaria por parte de las comercializadoras y la corta duración de la vida útil de las instalaciones, este prometedor sistema no llegó a desarrollarse para un acceso global a Internet.

Sin embargo, y a pesar del fracaso de este tipo de redes como tecnología de acceso a la Red, se aprovecharon los avances realizados en este tipo de sistemas y se creó una red LAN que utilizaría la instalación eléctrica para dar un acceso a Internet a los usuarios de una conexión local.

¿Cómo funcionan las redes PLC?

PLC funcionamiento

 

El funcionamiento de este tipo de sistemas es más simple de lo que podrías imaginar y se basa en el uso de adaptadores PLC Ethernet, los cuáles se conectan a la red eléctrica para transmitir la señal de Internet.

Estos adaptadores PLC Ethernet funcionan en dos modos diferentes: Punto de Acceso y repetidores. Es decir, el adaptador que actúe como Punto de Acceso será aquel que controle la red de adaptadores PLC y el que se conecte al router.

Por el contrario, el resto de adaptadores que se instalen en el hogar funcionarán en modo repetidor para seguir las instrucciones del Punto de Acceso y se conectarán a cada uno de los aparatos electrónicos que quieran acceder a la Red.

¿Cómo instalar una red PLC en casa?

La instalación de una red PLC es sumamente sencilla y basta con que cuentes con al menos dos adaptadores PLC: uno para Punto de Acceso y otro para funcionar como repetidor.

Luego, necesitas conectar un adaptador a la señal eléctrica y al router de la casa, y los otros a la toma de corriente y a cada dispositivo electrónico.

¡Atención! Es importante que el PLC vaya conectado de forma directa a la red eléctrica y que no utilices ningún tipo de regleta o ladrón.

El siguiente y último paso será seguir las instrucciones de cada fabricante, las cuáles debieran venir incluidas con el pack de adaptadores que hayas comprado.

¿A qué tipo de aparatos se puede conectar?

Si vives en una casa grande, con más de un piso, muros antiguos o muchos aparatos conectados a la red eléctrica debes saber que el PLC es una tecnología que se podría adaptar muy bien a tus necesidades.

Las redes PLC te ofrecen una conexión a Internet en una amplia gama de dispositivos, tales como:

  • Ordenadores
  • Ordenadores portátiles
  • Videoconsolas
  • Televisores con acceso a la red (Smart TV)
  • Sistemas de sonido
  • Centros multimedia (reproductores de red o streaming)

¿Cómo elegir el dispositivo adecuado?

Teniendo en cuenta algunas cosas básicas como el diseño, la velocidad y el tipo de conexión.

Diseño → Hoy por hoy existe una gran variedad de diseños y estilos. En este sentido, si tienes una casa moderna y minimalista y no quieres que el adaptador PLC cree un choque de armonía, lo mejor será conseguir un modelo de estas características.

Velocidad → Sin duda, este es el punto más importante a tener en cuenta. En efecto, la velocidad dependerá del tipo de banda ancha que tengas en casa. Es importante que sepas que, actualmente, la mayoría de las conexiones disponen de 10 Mbps, 20 Mbps, 30 Mbps o 100 Mbps de descarga en el caso de las conexiones de fibra óptica. En este sentido, deberás adquirir un adaptador PLC que te otorgue al menos la velocidad que ya posees en tu conexión a Internet.

Tipo de conexión → La gran mayoría de adaptadores PLC se conectan mediante un puerto Ethernet, sin embargo, existen en el mercado otras alternativas en donde puedes utilizar un puerto USB para la conexión.

¿Qué ofrecen los diferentes operadores?

Si bien, puedes comprar un sistema PLC en el comercio tradicional por valores que van desde los 30 euros para un pack de dos adaptadores hasta los 120 euros para un diseño moderno y de alta velocidad, los diferentes operadores de Internet de España también comercializan este servicio. Revisemos las principales ofertas:

Comparativo de precios de PLC por operador de Internet en Espana
Operador Precio PLC
Movistar (Adaptador PLC-Ethernet) 43€
Orange (Adaptadores PLC 500 Liveplug HD+) 59€

¿Qué ventajas e inconvenientes presentan las redes PLC?

Ventajas e inconvenientes de las redes PLC
Ventajas Inconvenientes
Permiten una conexión estable El precio de los adaptadores es bastante elevado
Son de fácil instalación y configuración El rendimiento depende de la instalación eléctrica
No se necesitan cables adicionales Pueden haber interferencias y ruidos en la conexión
Alcanzan velocidades de hasta 500 Mbps Los adaptadores diferentes son poco compatibles
Se conectan en cualquier enchufe Se necesita un adaptador por toma
Poseen una baja latencia Riesgo (aunque menor) de un acceso a la señal por terceros

¿Qué ocurre con la seguridad de la conexión?

Si bien el riesgo es bastante bajo, siempre existe la posibilidad de que algún vecino utilice nuestra señal. En el caso de las redes PLC, los contadores y cajas de distribución se encargan que esto no suceda actuando como verdaderas barreras para la señal.

A su vez, es importante que sepas que todos los aparatos PLC cuentan con un sistema de encriptación AES de 128 bits para los modelos más recientes y algo más débiles en los más antiguos.

De esta forma, al tener todos los adaptadores instalados en tu hogar, basta con que aprietes el botón de sincronización para que se reconozcan entre sí los distintos aparatos y compartan la misma clave de seguridad.

El éxito dependerá de tu instalación eléctrica

Es verdad, los sistemas PLC funcionan muy bien. Sin embargo, si tu vivienda cuenta con una instalación eléctrica precaria, en malas condiciones o defectuosa, esta tecnología no te será de ninguna utilidad.

Es importante que si quieres utilizar el PLC como mecanismo de conexión a la Red te asegures previamente de no tener cables antiguos, mal aislamiento, etc., pues de esta forma la señal se verá afectada y la velocidad muy reducida.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.