Régimen Especial: ¿en qué estamos?

Instalación doméstica de paneles solares. ©Pixabay

El Régimen Especial, el cuál se aplicaba a la producción de energía eléctrica procedente de instalaciones con potencia instalada no superior a 50 MW y que utilizarán fuentes renovables, residuos y cogeneración ha cambiado. Revisemos en qué se encuentra el marco legal por el que se regula este tipo de actividades.

Los inicios del Régimen Especial

Regimen Ordinario y Regimen Especial de electricidad
Régimen Ordinario y Régimen Especial de electricidad. Elaboración propia

Con el fin de mejorar el medio ambiente reduciendo el efecto invernadero, otorgar seguridad del abastecimiento energético y acrecentar el desarrollo tecnológico, hace varios años el Estado puso en marcha un mecanismo en donde la producción de energía eléctrica se clasificaba en Régimen Especial o Régimen Ordinario según las instalaciones que utilizaran.

De esta forma, y debido a la serie de ventajas que presentan estos mecanismos respecto a la producción en Régimen Ordinario (energía nuclear, carbón, fuel, etc.), la producción de energía eléctrica procedente de instalaciones que usaran fuentes de energía renovables (solar, eólica, hidráulica y biomasa), residuos y concentración serian acogidos al Régimen Especial.

Y según lo establecido en el Real Decreto 661/2007, el titular de la instalación estaba en condiciones de optar por una de las siguientes alternativas:

  • Vender su energía a una tarifa regulada, la cual fuera única para todos los periodos de programación y la cual se definía en céntimos de euro por kWh.
  • Vender la electricidad en el mercado de producción de energía eléctrica, donde el precio de kW de luz se obtenía del resultado en el mercado organizado o el precio libremente negociado por el titular, complementado por una prima en céntimos de euro por kWh.

La situación actual de las energías renovables en España

Claro está, que la generación de energía eléctrica que se obtiene a partir de fuentes renovables junto al aumento de la eficiencia energética son puntos fundamentales en la consecución de los diferentes mecanismos estatales por reducir las emisiones de gas de efecto invernadero, preservar el medio ambiente, mejorar en innovación o tantos otros objetivos comunitarios e internacionales.

En los últimos años, se ha desatado una evolución muy importante de las tecnologías asociadas a la generación de energía eléctrica a partir de esas fuentes, las cuales, hasta sólo un par de meses atrás, integraban el denominado Régimen Especial.

¿Por qué se produce este rápido desarrollo?

El factor más importante en el crecimiento de estas tecnologías se debe, sobre todo, a los sucesivos cambios instaurados dentro del marco regulatorio y normativo y que significarían, cada vez, mejores incentivos a la producción de energía eléctrica a partir de este tipo de fuentes.

¿Qué cambió?

Antes, las normativas respecto a las energías renovables apuntaban principalmente a su desarrollo y fomento. Sin embargo, y debido a la rápida superación de las previsiones iniciales y la tendencia creciente del déficit de tarifa del sector eléctrico, las medidas que el Gobierno viene aprobando desde hace algún tiempo están enfocadas en la reducción del coste que suponen estas tecnologías al sistema global.

Y si bien, el sistema inicial estuvo marcado por una progresiva reducción de los costes tecnológicos, era necesario poder garantizar principios de rentabilidad razonables así como la propia sustentabilidad financiera del mecanismo.

De esta forma, y con la aprobación del Real Decreto 413/2014, de 6 de junio, comienza la regulación de la actividad de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos y se elimina el termino de Régimen Especial.

¿Cómo se clasifica el nuevo sistema?

Actualmente, y luego de la puesta en marcha de la nueva regulación, las instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energías renovables, cogeneración y residuos, se clasifican en las siguientes categorías:

  1. Productores que utilicen la cogeneración u otras formas de producción de electricidad a partir de energías residuales.
  2. Instalaciones que utilicen como energía primaria alguna de las renovables no fósiles: solar, eólica, etc.
  3. Instalaciones que utilicen como energía primaria residuos con valorización energética no contemplados dentro de las renovables no fósiles, instalaciones que no cumplan con los límites de consumo establecidos e instalaciones que utilicen licores negros.

¿Existe algún régimen de retribución?

Sí, pues las instalaciones pertinentes podrán percibir, durante su vida útil dos tipos de retribuciones:

  1. Retribución por la venta de energía valorada a precios de mercado
  2. Retribución especifica compuesta de los siguientes términos:
  • Retribución a la inversión: está relacionada al término por unidad de potencia instalada, la cual puede cubrir los costes de inversión para cada instalación tipo.
  • Retribución a la operación: está relacionada al término de la operación que cubra, en su caso, la diferencia entre los costes de explotación y los ingresos de la instalación tipo que corresponda.

La idea es que estas retribuciones específicas permitirán cubrir los mayores costes de la instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energías renovables, cogeneración de alta eficiencia y residuos, y asi posicionarse en el mismo escalón de igualdad con el resto de las tecnologías y obtener una rentabilidad adecuada por a la instalación tipo aplicable en cada caso.

¿Cómo acceder al Régimen Retributivo Específico?

Para acceder al Régimen Retributivo Específico, es importante saber que este sólo se establecerá con carácter general mediante un procedimiento de concurrencia competitiva, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 14.7 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.