¿Cuáles son los requisitos para obtener una hipoteca?

Para solicitar una hipoteca, tu porcentaje de endeudamiento respecto de tus ingresos mensuales no debe superar el 30 o 40%. ©Pixabay

Si estás pensando en comprar tu nueva vivienda por medio de una hipoteca, una de las cosas más importantes a tener en cuenta al momento de acudir al banco es la lista de requisitos y documentos que deberás presentar para realizar la solicitud. Revisemos en detalle cada uno de ellos.

En España, más de la mitad de las ventas de residencias principales se realizan a través de una hipoteca bancaria. En efecto, este tipo de crédito resulta ser, hoy por hoy, una de las mejores opciones al querer ser propietario y no contar con el dinero suficiente.

Sin embargo, entrar al mercado hipotecario no siempre es tan fácil. Una de las razones radica en que las entidades bancarias necesitan asegurar de una forma y otra el dinero que prestan a sus clientes y para esto han agudizado de forma importante los criterios de riesgo que aplican a las personas que solicitan un producto de este tipo.

Y si bien, cada banco tiene su propia política de riesgo y sus propios requisitos al momentos de otorgar una hipoteca, la verdad es que para la gran mayoría deberás presentar más o menos los mismos documentos y acreditar el mismo nivel de situación económica.

Si quieres comparar hipotecas de forma segura, es imprescindible conocer con anticipación cuáles son las condiciones que requiere cada institución al momento de querer contratar una hipoteca y analizar si puedes cumplir con cada uno de los requisitos.

Revisemos a continuación los requisitos y documentos que deberás reunir.

Requisitos para análisis de riesgo al solicitar una hipoteca

1. Ingresos y equilibrio financiero

Sin duda, los ingresos mensuales del cliente y su situación económica general son los factores más importantes para las entidades bancarias al conceder una hipoteca.

En efecto, es necesario que el conjunto de las entradas de dinero del solicitante sean suficientes como para cubrir las mensualidades del préstamo. Dentro del lenguaje bancario se le llama capacidad de reembolso.

Esto quiere decir que las entidades conocer muy bien la capacidad de reembolso de sus futuros clientes sólo conociendo sus entradas mensuales y las otras deudas en curso.

Es importante que sepas entonces que tu porcentaje de endeudamiento respecto de tus ingresos mensuales no debe superar el 30 o 40%.

Por ejemplo, para una pareja en donde ambos salarios suman 3.000 euros al mes, la mensualidad máxima que podrán pagar será de entre 900 y 1.200 euros.

Además de la capacidad de reembolso, es necesario que el cliente presente una estabilidad económica y laboral. Por lo tanto, para aquellos solicitantes que tengan poca antigüedad en sus trabajos o que no cuenten con un contrato fijo les resultarás aún más difícil obtener la hipoteca.

2. Aporte inicial del 20% del total de la vivienda

Si quieres comprar una vivienda mediante la contratación de una hipoteca debes saber que obtener una financiación del 100% será muy difícil.

Por lo general, las entidades bancarias solicitan a sus clientes un aporte del 20% del total del precio de compra de la nueva vivienda.

Aunque puede ser que este porcentaje aumente, gran parte de los bancos logran ofrecer hipotecas que financien el 80% del valor más bajo entre tasación y compraventa.

3. Aporte del 10% de los gastos

Cuando compras una vivienda, sin importar la forma de financiamiento, existe una serie de gastos asociados que deberás afrontar aparte del precio de la casa.

Normalmente, estos gastos comprenden los diferentes tipos de impuestos. Dependiendo si la propiedad es antigua o nueva, se aplicará el impuesto de transmisiones patrimoniales o el IVA.

Además se incluirá el impuesto de actos jurídicos documentados, los gastos de notaria, el registro de la propiedad y los gastos de gestión y tasación.

En total, se estima que estos costes pueden alcanzar entre un 10 y un 12% del precio de compra de la propiedad.

Antes, cuando los bancos aún ofrecían hipotecas al 100%, estos gastos podías estar incluidos, sin embargo, hoy es prácticamente imposible que esto ocurra. Por lo tanto, deberás pagar estos costes de tu propio bolsillo.

4. Presentación de un aval

Aunque la obtención de un aval no siempre es una condición obligatoria al momento de solicitar una hipoteca, si el banco considera que no tienes la solvencia necesaria como para hacer frente de forma segura al pago de tus mensualidades es posible que esta garantía te sea indispensable.

Debes saber que el aval o avalista es la persona que, solidariamente, será responsable de la deuda de tu hipoteca en caso que tu no puedas afrontar el pago de la misma.

5. Vinculación con el banco prestamista

En España suele ocurrir que el banco con el que vas a contratar la hipoteca de tu vivienda te exija suscribir otros productos y así fidelizar la nueva relación.

Aunque no todas las entidades funcionan de la misma manera, las vinculaciones que la mayoría de los bancos obligan a contratar son: domiciliación de la nómina, contratación de diferentes seguros, pagos de recibos domésticos, etc.

Sin embargo, todo dependerá del banco con el que quieras contratar tu hipoteca.

Documentos necesarios para la contratación de una hipoteca

Para que el banco analice tu porcentaje de riesgo y establezca si cumples con los requisitos enumerados anteriormente, al momento de realizar tu solicitud de hipoteca éste te exigirá una serie de documentos que deberás presentar.

Debes tener en cuenta que existe una serie de documentos obligatorios que todos los solicitantes deben reunir y otros que variarán de acuerdo a tu actividad.

Documentos generales para solicitar una hipoteca

  1. DNI del solicitante.
  2. Número de Identificación Fiscal (NIF)del solicitante.
  3. Vida laboral actualizada (se solicita a la Seguridad Social).
  4. Declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) más reciente.
  5. Extracto bancario de los últimos 6 meses.
  6. Contrato de compraventa o arras y recibo de las contribuciones (si existe).
  7. Escrituras de todas las propiedades a nombre del solicitante.
  8. Últimos recibos pagados de los préstamos en curso del solicitante.
  9. Contrato de alquiler y últimos recibos de servicios en caso de vivir en una casa alquilada.
  10. Justificantes de otros ingresos o rentas.
  11. Justificante de tu aporte económico.
  12. Información registral actualizada.
  13. Sentencia judicial de separación (si así es el caso).

Documentos para trabajadores independientes o autónomos

  1. Resumen anual del IVA del año anterior.
  2. Pagos trimestrales de IVA del año en curso.
  3. Pagos fraccionados del IRPF del año.
  4. Últimos recibos del pago de la Seguridad Social.

Documentos para asalariados

  1. Contrato laboral vigente.
  2. Tres últimas nóminas.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.