¿Te vas de vacaciones? No olvides revisar tu coche

©Freepik

Se aproximan las vacaciones y quizás ya tienes pensado donde partirás este verano. ¿Playa, campo o montaña? La verdad es que sin importar el destino, si vas a viajar en coche no debes olvidar hacer una puesta a punto del vehículo y así prevenir cualquier tipo de siniestro o mal rato.

Muchas personas utilizan la época estival para efectuar aquellas tareas que quedaron pendientes durante el año. Sacar la ropa que ya no utilizan, pintar la casa del perro, ordenar los documentos del banco o hacer una revisión completa al vehículo.

Sin embargo, esta última cobra una especial importancia, sobre todo, cuanto preparas tus vacaciones de verano y sabes que tendrás que recorrer largos caminos por carretera.

Pero, ¿qué es lo que debiera incluir una buena puesta a punto para tu coche? ¡No te preocupes! KillMyBill ha tomado tu lugar y ha preparado una completa lista para que verifiques punto por punto las revisiones que debes efectuar a tu vehículo antes de irte de vacaciones.

1. Revisión completa del coche

Existen muchas partes y mecanismos del coche que pueden presentar una avería sin que lo sepamos. En estos casos, lo mejor es realizar una revisión periódica del coche, sin embargo, si no lo hiciste durante el año, te aconsejamos que lo hagas sin falta antes de irte de vacaciones.

Entre los elementos que debes verificar se encuentran:

Neumáticos

Una neumático roto, gastado o desinflado puede traer graves riesgos a tu seguridad. Ante eso, asegúrate que la profundidad del dibujo de éste sea por lo menos de 3 mm.

Fíjate que las cinco ruedas (incluyendo la de repuesto) se encuentren en buen estado y sin abolladuras o golpes. Al mismo tiempo, recuerda echar un vistazo a la presión de éstos y asegurarte que sea la correcta.

Es importante que también revises si cuentas con todas las herramientas necesarias para la sustitución de un neumático en caso de urgencia.

Lo último será verificar la antigüedad de éstos, pues un neumático con más de 5 años normalmente ya ha perdido gran parte de sus propiedades de adherencia.

Frenos

Los frenos son otra parte muy importante del coche que no debes dejar de verificar. Asegúrate que no escuchas ningún tipo de sonido extraño al probar los frenos y que estos actúan correctamente.

Las pastillas, discos y zapatas en mal estado deben ser cambiados. Lo mismo ocurrirá con el nivel de líquido de frenos. Intenta que éste se encuentre en el nivel recomendado.

Amortiguadores

Normalmente los amortiguadores se deben cambiar 50.000 km. Si tienes sospechas que éstos ya no funcionan bien te recomendamos asistir a un garage para que los revisen.

Iluminación

Al viajar en carretera o por caminos rurales es muy importante que tengas tanto una buena visibilidad como que tu coche pueda ser visible por el resto.

Ante eso, asegúrate que todas tus luces funcionan correctamente. Tampoco está de más que lleves un par de repuesto en caso de emergencia.

Dirección

Revisa que el volante de tu coche gire sin esfuerzos. No olvides que éste no debe presentar ningún tipo dificultad ni vibración al momento de su utilización.

En caso que el volante provocara desvíos en la trayectoria, te aconsejamos que revises este problema en un taller y con un profesional.

Aceite

Siempre debes apuntar las fechas de cambio de aceite. Entonces, si ya es hora, no dudes en cambiarlo.

Batería

Asegúrate que la batería y el alternador funcionan correctamente. A su vez, no te olvides de limpiar los bornes y mantener a nivel los electrolitos.

Limpiaparabrisas

Recuerda rellenar el depósito del líquido limpiador.

Aire acondicionado o sistema de ventilación

Si viajas en verano, debes velar por el confort y bienestar de tus pasajeros. Ante esto, verifica que el aire acondicionado o que el sistema de ventilación funcionan de forma adecuada.

2. Revisión de los elementos de seguridad

Elementos de seguridad
©Freepik

Una de las principales preocupaciones de todo conductor al momento de emprender un viaje en coche es velar por su seguridad  y las de sus pasajeros.

Ante esto, además de ser un conductor responsable y prudente y de haberte asegurado del buen estado del vehículo, es importante que tengas a bordo los elementos de seguridad que te permitirán actuar de mejor forma ante un siniestro.

Los elementos que debes tener en tu coche y que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha designado como obligatorios son:

  • Dos triángulos de preseñalización de peligro.
  • Chaleco reflectante.
  • Rueda de repuesto o kit reparapinchazos.
  • Herramientas para cambio de neumático.
  • Cadenas o neumáticos de invierno en caso de viajar a zonas con nieve.

Y, aunque no son obligatorios, los siguientes elementos pueden ser también muy útiles cuando recorres largos trayectos o cuando te encuentras en un camino no muy transitado.

  • Pinzas para recarga de batería.
  • Linterna.
  • Agua.
  • Spray antivaho.

3. Verificación de documentos

La verificación de los documentos es otro punto importante de la puesta a punto de tu coche. No olvides que éstos, además de ser obligatorios frente a un accidente o un control de tránsito, pueden ayudarte en caso de problemas.

Los papeles que no pueden faltar en tu coche al momento de iniciar un viaje son:

  1. Carné de conducir.
  2. Permiso de circulación.
  3. Tarjeta de inspección técnica.
  4. Informe de la ITV favorable
  5. Pegatina de la ITV ubicada en un lugar visible.
  6. Póliza del seguro y recibo de pago.

Existe otro grupo de documentos que, sin ser obligatorios, pueden resultar muy útiles. Ellos son:

4. Evita un accidente: prepara tu viaje

Coche de juguete y globo
©Freepik

Si ya has puesto a punto tu coche y ya cuentas con todos los elementos de seguridad y documentos necesarios es hora de preparar tu viaje.

Para eso te ofrecemos una serie de recomendaciones a tomar en cuenta antes de partir a esas merecidas vacaciones.

  1. Descansa lo suficiente antes de tomar el volante.
  2. Prepara tu ruta con anticipación. Si no conoces el camino, no olvides el GPS o los mapas correspondientes actualizados.
  3. Realiza la carga del coche con anticipación y no intentes llevar demasiado peso.
  4. Prepara algunos alimentos y bebestibles en caso que necesites comer algo durante el recorrido.
  5. Realiza pausas cada dos horas.
  6. No bloquees la visibilidad con equipaje o bultos de gran tamaño.
  7. Si tienes que pasar por grandes ciudades evita las horas puntas.
  8. Comparte el volante con otros pasajeros que conduzcan.
  9. Intenta estar relajado. Prepara tu música preferida.
  10. No bebas alcohol ni antes ni durante el viaje.
  11. No fumes dentro del coche.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.