5 pasos a seguir cuando te roban o pierdes tu tarjeta bancaria

Lo primero que debes hacer ante el robo de tus tarjetas bancarias es prevenir que ocurra el siniestro. ©Pixabay

Es un hecho, las tarjetas bancarias agilizan y facilitan la vida de sus usuarios. Sin embargo, ante un eventual robo o pérdida, los problemas llegarán rápidamente. Revisemos en esta guía preparada por KillMyBill cuáles son los cinco pasos a seguir y las medidas que se deben tomar frente a una situación de este tipo.

Las tarjetas bancarias forman parte de la rutina de una gran parte de la población. En efecto, hoy por hoy, es difícil encontrar a alguien que no cuente con una o varias de ellas en su cartera.

Hace ya varios años que son el medio de pago por excelencia gracias a la comodidad, rapidez y seguridad que brinda tanto a usuarios como a los comerciantes de todas partes del mundo.

Retirar dinero del cajero, pagar el restaurante, comprar en el centro comercial o hasta reservar un hotel.

Todo es posible gracias a las tarjetas bancarias, ya sean de crédito o débito. Pero, ¿qué pasa si te las roban o las pierdes?

Ante una situación como esta es fácil que pierdas la tranquilidad, pues sabes que los riesgos son altos. Fraudes bancarios, utilización desmesurada de tus fondos, retiros de cajeros automáticos, compras millonarias mediante la tarjeta de crédito, la lista suma y sigue.

Si te han robado o has perdido tu tarjeta bancaria, lo importante es que sepas cómo reaccionar y que conozcas los pasos a seguir para evitar cualquier tipo de problema mayor.

1. Para evitar problemas lo primero es prevenir

Sin duda, lo primero que debes hacer ante el robo o pérdida de tus tarjetas bancarias es prevenir y evitar que ocurra el siniestro.

Para esto, existe una serie de medidas que pueden ayudar a prevenir un eventual hurto o que, en caso de producirse, disminuirá los riesgos ligados al problema. Ellas son:

Cuando puedas, deja tus tarjetas bancarias en casa, sobre todo si vas a la playa, a un concierto o a algún sitio muy frecuentado.

No lleves todas las tarjetas en el mismo sitio. Por lo general, la cartera es lo primero que los delincuentes intentan robar, por lo que si llevas tu tarjeta bancaria en otro lugar, disminuirás el riesgo de hurto.

Nunca lleves el número de identificación ni la clave secreta en la cartera o junto a la tarjeta.

Anota en tu móvil los números de teléfono necesarios en caso de robo o pérdida, como el de la entidad bancaria y el de policía para denunciar el hecho.

Cada vez que pagues con tu tarjeta de crédito o débito, asegúrate que nadie observa tu clave secreta.

Después de cada uso de tu tarjeta bancaria, revisa y asegúrate que la hayas guardado correctamente y en el lugar que corresponde.

2. Actúa con rapidez y bloquea la tarjeta

Si has sido víctima de un robo o si te das cuenta que tu tarjeta bancaria ha desaparecido o que la has perdido, lo primero que debes hacer es actuar con rapidez y bloquear la tarjeta con la entidad que corresponda.

Todos los bancos cuentan con un número de teléfono disponible las 24 horas del día y al cual deberás llamar para solicitar el bloqueo de la tarjeta.

Es importante que sepas la anulación de la tarjeta se hace efectiva desde el momento de la llamada, por lo que a partir de ese momento quedarás libre de responsabilidad sobre el uso de la misma.

Por el contrario, hasta que des cuenta del robo o pérdida, tu serás el responsable, pudiendo tener una sanción de hasta 150 euros por el uso fraudulento que le pudieran dar terceras personas a tu tarjeta.

3. Denuncia el hecho

El tercer paso, ya sea por robo o pérdida de tu tarjeta, es denunciar el hecho a la Policía.

En efecto, el documento que obtendrás al dejar constancia con una autoridad pública te puede servir como prueba en caso de fraude o uso indebido de tu tarjeta.

Es importante que realices la denuncia tanto en el caso de hurto o robo como en el paso de pérdida, pues nunca sabes si tu tarjeta caerá en manos de delincuentes.

4. Verifica los movimientos bancarios

Una vez que hayas bloqueado tu tarjeta y que hayas realizado la denuncia a la Policía, deberás estar atento a los movimientos de tu cuenta bancaria.

Es importante que si tienes la posibilidad de ver las diferentes transacciones por medio de una banca en línea lo hagas periódicamente.

De esta forma, ante cualquier movimiento sospechoso, compra efectuada por una tercera persona, un retiro de dinero, o cualquier otras transacción, deberás informar de inmediato a tu identidad bancaria.

5. Solicita una nueva tarjeta

Aunque la mayor parte de las entidades bancarias gestionan la emisión de una nueva tarjeta tras el llamado que el cliente realiza para el bloqueo de ésta, es importante que te asegures que esta operación fue ejecutada.

Ante la duda, no olvides llamar a tu banco solicitando la emisión de la nueva tarjeta. En este caso, el banco mantendrá tu PIN anterior para que puedas disponer de tus fondos sin problemas.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.