Cinco situaciones que no cubre el seguro Hogar

Los daños sufridos por instalaciones en mal estado no serán cubiertos en caso de siniestro. ©Pixabay

¿Has contratado un seguro hogar y crees que estás protegido ante cualquier tipo de siniestro? ¡Te equivocas! Existen ciertas situaciones que no serán asumidas por tu póliza en ningún caso. Revisemos en esta guía de KillMyBill cuáles son y así no te llevarás ninguna sorpresa.

Contratar una póliza que cubra los posibles siniestros que se pueden registrar en un hogar es una verdadera tranquilidad para cualquier familia.

Robos, daños por inundaciones, incendios… las garantías dependerán del tipo de seguro Hogar que hayas contratado y de cuánto estés pagando por ello.

Sin embargo, existen ciertas situaciones que no están cubiertas en ningún tipo de caso. En efecto, se trata de exclusiones bastante específicas que las aseguradoras aplican al conjunto de sus contratos.

Es muy importante que conozcas cuáles son este tipo de situaciones en los cuales la compañía no asumirá la cobertura, pues en caso de siniestro no te llevarás ninguna sorpresa y estarás preparado para asumir los costes.

1. Siniestros causados por un fumador

©Pixabay

En ningún caso la aseguradora cubrirá los siniestros causados por cigarrillos o cigarros mal apagados.

En caso que se produzca un foco de fuego, la aseguradora tampoco responderá por los daños que sufran los objetos que caigan al fuego ni por los daños que éste pudiera producir.

Para evitar este tipo de siniestro te aconsejamos que si existen fumadores en tu hogar, éstos tengan mucho cuidado al momento de apagar los cigarrillos y que siempre utilicen un cenicero de vidrio o cristal especial para estos efectos.

Es importante también que los cigarrillos no sean apagados y tirados al suelo, pues el riesgo de sufrir un incendio se incrementa de forma considerable. Además de que estarás ayudando al planeta.

2. Daños por instalaciones en mal estado

©Pixabay

La compañía de seguros no responderá por ningún tipo de daño causado por instalaciones en mal estado o por la falta de mantenimiento de éstas (daños eléctricos, por agua, etc.)

En este sentido, cada asegurado tiene la obligación de controlar y verificar que tanto las instalaciones eléctricas de su vivienda como las de agua, gas u otras no presenten problemas ni anomalías.

Al mismo tiempo, todas las revisiones y certificados que sean obligatorios deberán encontrarse al día.

3. Bienes que se encuentren en el exterior

©Pixabay

Frente a un robo o a un siniestro causado por fenómenos atmosféricos, la compañía de seguros no responderá por los bienes o  el mobiliario que se encuentre situado al aire libre, en terrazas, jardines o dependencias abiertas.

Ante esto, te aconsejamos de nunca dejar objetos pequeños o de valor al exterior, así como intentar proteger mesas y sillas durante los periodos invernales.

4. Daños por lluvias o vientos de intensidad moderada

©Pixabay

Si bien, las aseguradoras cubren los daños provocados por fenómenos de la naturaleza que tienen relación con lluvias y vientos de fuerte intensidad y que superan una velocidad mínima, éstas no responderán cuando la intensidad sea moderada o no alcance estos niveles.

Para poder hacer valer una póliza se deberá demostrar el siniestro con un informe meteorológico.

5. Robo de joyas

©Pixabay

Si has contratado un seguro hogar y has declarado un cierto capital de joyas indicando que éstas se encuentran en una caja fuerte deberás tener mucho cuidado al momento de utilizarlas y olvidar ponerlas en su lugar.

En efecto, la aseguradora no se hará cargo ni responderá por el robo de tus joyas si éstas se encontraban fuera de la caja fuerte declarada al momento de la contratación de la póliza.

Para evitar este tipo de situaciones te aconsejamos que, tras ponerte tus pendientes preferidos, siempre los vuelvas a poner en la ubicación que les corresponde.

Entérate de lo que dice tu contrato

Si no quieres pasar un disgusto al enfrentarte a un siniestro que tu aseguradora se niega a cubrir, te aconsejamos que antes de firmar revises y leas con detención cada cláusula del contrato. 

En él debieran aparecer todas las especificaciones y aquellas situaciones que no serán cubiertas en caso de daños.

Además, si tienes alguna inquietud o duda, no dejes de realizar la pregunta e insistir hasta que te han aclarado la situación.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.