Subasta inversa: comprar al precio más bajo

Esta nueva estrategia de compra ya está siendo utilizada en muchos países de Europa y el mundo. ©Freepik

¿Subasta inversa o compra colectiva? Pues sí, porque si bien el concepto es tan viejo como la historia de las transacciones económicas, el mercado de las energías ha adoptado esta tradicional forma de negociación como una buena alternativa para obtener el precio más económico de una determinada oferta de luz o gas.

¿Qué es una subasta inversa?

La subasta inversa, tal como su nombre lo indica, es todo lo contrario a una subasta tradicional.

De manera más clara, este es un tipo de transacción que utiliza un método de fijación dinámica de precio de compra en donde múltiples proveedores compiten para vender un determinado producto o servicio a un único comprador o grupo de compradores.

En las subastas tradicionales, un único vendedor ofrece un producto o servicio a múltiples compradores que competirán por adjudicarse dicho elemento, ofreciendo, en la mayoría de los casos, montos cada vez más altos para poder ganar la subasta y efectuar la compra.

¿Cuáles son sus principales características?

En la siguiente infografía te mmostramos cuáles son las características más importantes de una subasta inversa.

Características de la subasta inversa.
Características de la subasta inversa.

¿Cuándo se realiza una subasta inversa?

Generalmente, este mecanismo de transacción se utiliza cuando existe una abundante oferta de un determinado producto o servicio (en este caso la luz o el gas).

Y, para gran fortuna de los consumidores, la demanda puede exponer y fijar sus necesidades permitiendo que los proveedores, es decir la oferta, compitan entre ellos satisfaciendo los requerimientos al mejor precio.

¿Cómo funciona?

La subasta inversa plantea que los clientes pueden enunciar su producto, cuánto están dispuestos a pagar por él, y que las empresas decidan si lo aceptan o no.

¿Cómo se lleva a cabo?

Para que una subasta inversa se lleve a cabo deben cumplirse varias etapas importantes.

Para que sea más fácil de entender, en la siguiente lista he enumerado los pasos que intervienen en el proceso de este tipo de transacción:

  1. El comprador expresa o presenta el producto que necesita con detalles y especificaciones.
  2. El comprador contrata un creador de mercado, el cual se encarga de la entera gestión de la subasta, la cual incluye la búsqueda de las comercializadoras, la organización de la subasta, la gestión del evento, la fijación de fechas y límites para la transacción y la proporción de datos a los compradores a fin de facilitar la toma de decisiones.
  3. Los vendedores (en este caso las comercializadoras) generan sus ofertas en relación a los requerimientos de los compradores.
  4. En el día y el tiempo señalado, y ante el abanico de ofertas presentadas por las comercializadoras, el colectivo de compradores elegirá la que presente el valor más bajo.

¿Cuáles son sus ventajas?

Esta nueva estrategia de compra ya esta siendo utilizada en muchos países de Europa y el mundo.

Como en todas las transacciones económicas, los diferentes mecanismos de compra y venta presentan ventajas y desventajas tanto para una parte como para la otra.

Para los compradores

En este caso, los pro que presentan las subastas inversas para los compradores son:

  • Los compradores adquieren el producto o servicio al precio más competitivo, es decir, el más bajo dentro de la oferta.
  • Los procesos de adquisición son más rápidos, pues no es necesario enviar una solicitud de propuesta a cada comercializadora energética.
  • Las subastas inversas también ahorran tiempo en el proceso mismo de adquisición.

Para los vendedores

Las ventajas que presentan las subastas inversas para los vendedores son:

  • Todas las empresas se encuentran en la misma posición de vendedor, generando una libre competencia que beneficia no sólo a las grandes comercializadoras sino también a las más pequeñas.
  • Una oferta exitosa puede conducir a una mayor negocio.

¿Y sus contras?

Has de suponer, que como cualquier otra transacción, las subastas inversas también tienen desventajas tanto para la oferta como para la demanda.

Para los compradores

Aunque esta parte es menos divertida de leer, es mejor que te enteres de una sola vez de todos los contras que puede esconder este sistema.

  • La subasta inversa se basa exclusivamente en el precio, por lo que el comprador puede encontrar que la oferta más baja no es la que tiene la más alta calidad o no ofrece todas las características esperadas.
  • Los costos de realización y gestión de una subasta inversa podrían ser incluso más altos que la rentabilidad que se alcance con la oferta ganadora.

Para los vendedores

  • Las comercializadoras corren el riesgo de ofertar por debajo de sus limitaciones económicas.
  • Presentar una oferta con atractivos precios y que luego éste no sea posible de ejecutar, puede dañar gravemente la imagen de la empresa.

Un sistema eficaz… si es bien realizado

Para el mercado eléctrico español (y también para el gas), en donde el precio de la luz sube y baja sin ningún tipo de miramiento, las subastas inversas son una manera muy eficaz de hacer rodar la gran maquinaria del libre mercado.

Sin embargo, hay que ser prudentes, pues la competencia por el precio más bajo podría generar una construcción ficticia de ofertas que después no se pueden concretar y las que afectarían no sólo a las empresas sino también al consumidor.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.