Todo lo que necesitas saber sobre la tecnología ADSL

La tecnología ADSL funciona mediante una conexión directa entre el operador de telefonía fija (o Internet) y los hogares. ©Freepik

Pese a que actualmente existen sofisticados sistemas de conexión a Internet como la fibra óptica u otros recientemente estrenados, la mayoría de las viviendas españolas acceden a la Web a través del ADSL. Hoy te contamos de qué se trata esta tecnología y cómo funciona.

Según el último Informe Económico de las Telecomunicaciones y del sector Audiovisual 2014 realizado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), a fines del 2013, las conexiones de banda ancha en España superaban los 12 millones.

Sin embargo, más de 9 millones correspondían a líneas con tecnología ADSL.

En efecto, si lo comparamos a los antiguos módem que se conectaban directamente sobre nuestras líneas telefónicas y con los cuáles se obtenían velocidades que no superaban los 56 kbit/s, parece lógico creer que la llegada del ADSL a comienzos del 2000 representaría una verdadera revolución a la hora de conectar la computadora a Internet.

Hoy, los hogares españoles siguen privilegiando esta tecnología. Pero ¿por qué?… Revisemos en qué consiste.

¿Qué es el ADSL?

El ADSL, que en inglés significa Asymetric Digital Subscriber Line, o Línea de Usuario Digital Asimétrica, se refiere a la tecnología que se sirve de las líneas telefónicas convencionales para crear una conexión a Internet.

En este sentido, la asimetría que caracteriza este tipo de tecnología tiene relación con la diferencia de velocidad que se produce entre la recepción y la transmisión de los datos.

Y, afortunadamente, el volumen de información recibida por los usuarios es bastante mayor que el de la información recibida por la red de telecomunicaciones.

Es importante precisar que la tecnología ADSL funciona mediante una conexión directa entre el operador de telefonía fija (o Internet) y los hogares, a través de un cable de par de cobre que enviará las señales eléctricas requeridas por la banda ancha.

De esta forma, al contar con una conexión por ADSL, tu línea telefónica será dividida en tres canales digitales: uno para llamadas, otro para descargas y otro para subidas.

Y, a diferencia de lo que ocurría antiguamente, este mecanismo no interfiere con las conversaciones telefónicas, de tal forma que podemos realizar nuestras llamadas sin tener que desconectar Internet.

¿Cuáles son las características del ADSL?

Entre las principales características de la tecnología ADSL podemos encontrar:

  • El ADSL necesita de una sola línea telefónica tanto para la transmisión de datos como para la transmisión de voz.
  • Para una conexión por ADSL es necesaria la instalación de un módem que permita el tráfico de datos entre la propia línea.
  • Normalmente, el cable de ADSL es conectado al puerto Ethernet del ordenador.
  • La velocidad a la que se transfieren los datos puede variar mucho entre una oferta y otra y entre un operador y otro.
  • La tecnología ADSL es una conexión a Internet a través de banda ancha.

¿Cuáles son las ventajas del ADSL?

Estar conectado por ADSL para tener acceso a Internet puede tener muchas ventajas. Entres ellas, las principales son:

  • Puedes hablar y navegar sobre la misma línea telefónica sin afectar la calidad de voz ni bajar la velocidad de navegación.
  • Puedes disponer de un gran ancho de banda.
  • Puedes lograr un acceso a Internet de alta velocidad.
  • Es una conexión fácil de instalar ya que, normalmente, el operador proporciona la línea, el módem y todo lo necesario para su uso inmediato.
  • La tecnología ADSL es la conexión de banda ancha que llega a más hogares y la que tiene mayor cobertura, pues esta abarca el 95% del territorio español.
  • Existe gran variedad de ofertas y tarifas ADSL en el mercado.

¿Cuáles son las desventajas del ADSL?

La mayor desventaja de una conexión por ADSL es que su velocidad estará condicionada por la distancia entre tu hogar (u oficina) y la central telefónica, lo que hace que en algunas ocasiones recibas una velocidad bastante inferior a la contratada.

Otra posible desventaja es que la tecnología ADSL es muy sensible a interferencias, con lo que tu velocidad, en determinadas ocasiones, puede resultar aún más lenta.

¿Cómo será tu conexión por ADSL?

Al momento de suscribir una oferta ADSL con los distintos operadores de Internet de España es difícil conocer con anterioridad de qué manera recibirás los datos.

Sin embargo, existen diferentes factores que pueden hacer que tu velocidad disminuya y es necesario que los conozcas.

El primer factor (y el más importante) tiene relación con la distancia existente entre la central telefónica y tu hogar.

Es importante que sepas que si tu vivienda se encuentra a más de tres kilómetros de la red de telecomunicaciones, la velocidad de Internet a la que podrás navegar será considerablemente menor.

Y si la distancia supera los cuatro kilómetros, en ningún caso podrás navegar a más de 3 Mb.

El segundo factor que puede reducir la velocidad de conexión es la calidad de la instalación ejecutada por tu operador y las interferencias que se puedan causar en la red.

¿Existen otras tecnologías de este tipo?

El ADSL pertenece a un grupo de tecnologías llamadas DSL (del inglés Digital Subscriber Line o en nuestro caso, Línea de Usuario Digital), que representan aquellas trasmisiones digitales que se efectúan a través de un módem.

En el caso del ADSL, se agrega la palabra “asimétrica” para designar una transmisión DSL a través de las líneas de cobre y que permite un flujo de información diferente y de alta velocidad para el abonado.

Otros tipos de tecnologías DSL son, por ejemplo, la VDSL, SDSL o RADSL.

  • El VDSL es una conexión muy rápida pero que sólo funciona en distancias cortas. Y si bien, utiliza la misma la misma red de cobre que el ADSL su velocidad de navegación y calidad son bastante superiores.
  • El SDSL es una conexión utilizada, en su gran mayoría, por empresas pequeñas y medianas. No permite utilizar el teléfono al mismo tiempo, pero la velocidad para recibir y enviar datos es la misma.
  • El RADSL es un tipo de conexión semejante al ADSL pero que en su módem se puede ajustar la velocidad de conexión dependiendo de la longitud y la calidad de la línea.

No perderse en el mar de ofertas

Seguro que si aún no contratas tu oferta ADSL pero tienes pensado hacerlo, luego de haber leído esta guía tendrás claro que lo más conveniente al momento de elegir es asegurarte de la distancia que existe entre la red de telecomunicaciones y tu vivienda.

Pues, aunque elijas la tarifa con la velocidad más alta del mercado, si te encuentras muy lejos de la central, los resultados no serán los mejores.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.