¿Quieres terminar con tu contrato de Internet?

Todos los usuarios tienen derecho a resolver en cualquier momento su contrato con el operador, avisándole con dos días hábiles de antelación. ©Pixabay

¿Facturas muy elevadas, un cambio de casa, una oferta más atractiva? Las razones para querer terminar con tu actual contrato de Internet son muchas. Ante esto, lo más importante es saber en qué momento debes solicitar la baja y qué pasos debes seguir para realizar el trámite de manera eficaz y sin problemas.

Como ya lo hemos dicho, son muchas las razones por las cuáles podrías querer dar de baja tu servicio de Internet. En este sentido, uno de los motivos más recurrentes entre los usuarios para terminar con su servicio de ADSL es el cambio a otro operador.

Si este es el caso, debes tener en cuenta que no es imprescindible ponerte en contacto con tu actual compañía y solicitar la baja, pues el nuevo operador se encargará de realizar todos los trámites al momento que te des de alta con él.

Sin embargo, si lo que deseas es cancelar tu contrato porque vas a cancelar tu línea, porque te cambias de casa o por cualquier otro motivo, entonces si será necesario ponerte en contacto con tu actual empresa y realizar todas las gestiones necesarias para la baja del servicio.

Ahora, tanto en un caso como en el otro, es importante que conozcas algunos puntos a tener en cuenta antes de comenzar cualquier gestión.

Verifica la competitividad de las ofertas

Si algo está claro es que no queremos cambiar nuestro actual servicio de Internet por una oferta más cara o menos ventajosa.

En este sentido, es importante que, antes de darte de baja con tu actual servicio, compares las diferentes tarifas que ofrece el mercado y verifiques que exista alguna que se adapta a tus necesidades.

De esta forma, podrás enterarte no sólo de los precios sino también de los servicios adicionales y de las condiciones de cada uno.

¿Tienes un contrato con duración indeterminada o un compromiso de permanencia?

Otro de los puntos a tener en cuenta al momento de querer darte de baja es si tu actual contrato cuenta con un compromiso de permanencia o si tiene una duración indeterminada.

Si tienes un plazo fijo deberás respetar las fechas estipuladas en el contrato, de lo contrario el operador puede cobrarte la penalización estipulada.

Si quieres más información acerca de este tema puedes leer el artículo dedicado a los compromisos de permanencia en donde te explicamos qué son, cómo funcionan y bajo qué condiciones.

Por el contrario, si tu contrato es de duración indeterminada, podrás darte de baja en el momento en que lo desees siempre que cumplas las condiciones estipuladas por cada operador para la finalización de contratos.

En este caso, y pese a que cada compañía establece sus propios procedimientos, los pasos a seguir son prácticamente los mismos.

Avisa a tu antiguo operador

Ya sea que cuentes con un compromiso de permanencia o tengas un contrato de plazo indeterminado, los pasos para dar de baja tu servicio de Internet son los mismos.

Lo primero que debes hacer es dar aviso a tu actual operador. Para esto, cada compañía establece sus propios procedimientos, sin embargo, la gran mayoría acepta que realices esta gestión vía telefónica, llamando al número de servicio al cliente, o por escrito.

Respecto a esto, la ley establece lo siguiente:

“Todos los usuarios tienen derecho a resolver en cualquier momento su contrato con el operador, dando un aviso con dos días hábiles de antelación. Este derecho debe figurar en el contrato, así como el resto de causas de su extinción. Los usuarios podrán solicitar en la forma prevista en el contrato. En todos los contratos deberá figurar el teléfono de atención al público, la dirección electrónica y la página web del operador, así como la dirección postal de la oficina comercial del operador y del departamento de atención al cliente. Si el medio dispuesto por el operador para la comunicación de bajas es telefónico, éste deberá asignarle un número de referencia, para que el usuario pueda tener constancia de la gestión. Cuando la baja se solicite por vía telefónica, el usuario podrá exigir que se le remita un documento que permita acreditar que ha solicitado la baja”.

Te aconsejamos que verifiques con tu operador las modalidades existentes para dar de baja tu servicio. De todas formas, tanto para un aviso de término de contrato por teléfono o por escrito los datos que deberás tener a mano son los siguientes:

  • Datos personales del titular del contrato (nombre, apellido, dirección, número de teléfono)
  • Número de cliente
  • Intención de término de contrato
  • Fecha en que se quiera poner término al contrato

Es importante que sepas que, sin importar la modalidad utilizada para dar aviso de la baja, tu antiguo operador debe enviarte (por mail o por correo) una confirmación del término del servicio.

No te olvides de la devolución de los equipos

Si crees que luego de haber dado de baja tu servicio de Internet ya no tendrías nada más que hacer, te equivocas. Una de las tareas más engorrosas de este proceso es la devolución de los equipos que manteníamos en préstamo para el funcionamiento de la Internet.

En este sentido, al momento del término de contrato, la compañía nos indicará cómo y dónde deberás restituir los aparatos.

En el siguiente comparativo de ofertas de Internet podrás ver todas las tarifas que ofrecen las diferentes operadoras de España y actualizadas mes a mes.

Es importante que sepas que no sólo debes entregar el módem o router, sino todos los cables, controles y accesorios. Incluso, algunas empresas solicitan que los elementos sean devueltos en su embalaje de origen.

El plazo para la devolución del equipo dependerá de tu antiguo operador, sin embargo, la mayoría fija 12 o 30 días para la realización de este trámite.

Ten cuidado, pues si no entregas el material dentro de los plazos estipulados, el operador podría facturar algún monto por no devolución de los equipos en préstamo.

Generalmente, esta devolución puede hacerse directamente en una boutique de la compañía o en alguna tienda asociada con el operador.

¿En caso de problemas?

Puede pasar que durante el proceso de baja de tu servicio de Internet surja algún problema con la empresa. Cobros indebidos, rechazo de la solicitud y una infinidad de posibles quejas.

En este caso, es importante que tengas muy claro qué hacer en caso de litigio con tu operador de telecomunicaciones.

Recuerda que el dialogar directamente con la empresa e intentar llegar a un acuerdo de ambas partes siempre será la mejor solución.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.