Diferencia entre valor nominal y valor efectivo en los seguros de vida

El valor en efectivo y el valor nominal son dos de los elementos importantes que forman parte de un seguro de vida permanente. ©iStock

¿Quieres contratar un seguro de vida pero hay ciertos puntos que aún no comprendes? Sigue esta completa guía y entérate qué significan los conceptos de valor nominal y valor en efectivo. Además te contaremos cuáles sus diferencias y cómo influyen en la prima de tu seguro.

Si quieres garantizar el bienestar de tu familia y tener la certeza de que cuentas con la mejor póliza, hay ciertos puntos que debes saber sobre tu seguro de Vida.

El valor en efectivo y el valor nominal son dos de los elementos importantes que forman parte de un seguro de vida permanente.

Es muy necesario que conozcas las diferencias que existen entre ellos, pues estos dos conceptos son los responsables de aumentar o disminuir la cantidad que se pagará al o los beneficiarios luego de la muerte del asegurado.

Cabe entender que estos conceptos sólo forman parte de los seguros de vida permanente, ya que el seguro de vida a término no tiene valor en efectivo.

Valor nominal

En términos simples, el valor nominal es la cantidad de dinero que el o los beneficiarios del seguro que hayas contratado recibirán al momento de tu muerte.

Es el valor que otorgas a la aseguradora al momento de firmar el contrato e, independiente de cuántos años pasen antes de tu fallecimiento, éste siempre será el mismo.

Valor en efectivo

Por el contrario, el valor en efectivo es el pago que obtendrás en el caso que el seguro de vida se termine o que lo canceles antes de tu fallecimiento.

Es importante que sepas que el valor en efectivo se obtiene a través de las inversiones de la aseguradora.

El valor en efectivo es una característica propia de los seguros de vida permanentes. No olvides que los seguros de vida a término sólo tienen un valor nominal pero no pueden beneficiarse de un valor en efectivo.

Ventajas del valor en efectivo

Los expertos recomiendan que al momento de contratar un seguro de vida permanente optes por la opción del valor en efectivo.

Suscribir una póliza de este tipo tiene varias ventajas. Revisemos algunas de ellas:

  • Según las condiciones específicas de tu contrato, un seguro de vida con valor en efectivo puede utilizarse casi como una cuenta de ahorro.
  • Los valores en efectivo se encuentran libres de impuestos diferidos, por lo tanto no tendrás que tributar a menos que los fondos sean retirados.
  • Si los fondos son retirados para utilizarlos, por ejemplo, para un préstamo para pólizas, no deberás pagar a Hacienda ningún monto a nivel tributario.
  • Al momento de tu fallecimiento, los beneficiarios de la póliza pueden obtener una suma mayor si tu póliza tiene opciones adicionales asociadas o si no hay fondos en la cuenta de valor en efectivo.

No olvides que ante cualquier cambio en tu vida podrás revisar tu seguro de Vida en todo momento.

El valor efectivo en el seguro de vida universal y vida entera

El valor en efectivo no actúa de la misma forma para todos los tipos de seguros de vida. Mientras que en las pólizas de vida entera y en la opción B de los seguros de vida universal éste se paga junto al valor nominal luego de la muerte del asegurado, con la opción A de los seguros de vida universal el valor en efectivo no se paga.

Formas de cobranza del valor en efectivo

El valor en efectivo de los seguros de vida universal pueden cobrarse de dos formas:

Opción A

Tras el fallecimiento del asegurado, el valor en efectivo que se encuentra en la cuenta se utilizará como parte de la póliza de vida universal fijada en el contrato. El resto del monto será abonado por la misma aseguradora.

Por ejemplo, si has pactado una póliza de vida universal por un monto de 70 mil euros y tienes 30 mil disponibles en la cuenta de valor en efectivo, tras tu fallecimiento la aseguradora sólo pagará 40 mil. El resto se abonará directamente de tu valor en efectivo.

Opción B

En este caso, tras el fallecimiento del asegurado, el monto que se encuentre en la cuenta del valor en efectivo se sumará al valor nominal de la póliza.

Por ejemplo, si el valor nominal de tu seguro de vida universal es de 70 mil euros y que posees 30 mil dentro de tu cuenta de valor en efectivo, tras tu fallecimiento los beneficiarios recibirán 100 mil euros.

Es importante que sepas que, aunque la opción A no aporta beneficios tan altos, las primas de este tipo de seguros son mucho más bajas que las primas de un seguro con opción B.

Comments of the page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración o obtener más información aquí.